+
Accede a tu cuenta

no

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

OPERACIÓN DE LA GUARDIA CIVIL

Detenido un hombre que ejercía como fisioterapeuta en geriátricos de Cáceres con un título falsificado

 

Agente investigando. - GUARDIA CIVIL

EUROPA PRESS
23/01/2020

Agentes de la Guardia Civil han detenido a un hombre de 44 años acusado de los delitos de instrusismo y falsificación de documentos oficiales, ya que ejercía como fisioterapeuta en varios geriátricos y residencias asistenciales de la provincia de Cáceres, tras presentar un título falsificado.

La investigación de este caso se inició en junio de 2019, cuando agentes de la Guardia Civil identificaron al conductor de un vehículo que les manifestó ser empleado de una residencia geriátrica en la localidad cacereña de Azabal desde hacía dos meses.

Así, ante las "incongruencias de las respuestas" de este hombre, y su "estado de nerviosismo", los agentes deciden investigar sus afirmaciones, y al preguntar en la residencia geriátrica, les confirman que trabajaba como fisioterapeuta, aunque "para su contratación no mostró documentación alguna que le acreditara para ejercer como profesional fisioterapeuta".

A partir de ahí, la Guardia Civil decide ampliar la investigación a otros centros asistenciales y geriátricos, y averiguan que en había trabajado durante varios meses como fisioterapeuta en un centro de Baños de Montemayor, y que en 2017 trabajó en otro centro de Valdastillas.

En el transcurso de la investigación, la Guardia Civil recaba toda la documentación que esta persona había entregado para su contratación en estos centros, y localizaron una fotocopia de un documento a su nombre como colegiado del Colegio de Profesionales de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid, tras lo que comprobaron que dicha persona no había pertenecido nunca a dicho colegio, y que su número de colegiado pertenecía a otra persona.

Con todos los datos, la Guardia Civil instruye diligencias por los supuestos delitos de intrusismo y falsedad de documento oficial contra el supuesto autor de los hechos, del que no consta un domicilio fijo, hasta que fue localizado el pasado 20 de enero en la población pacense de Puebla de Sancho Pérez, donde fue detenido.