+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Son vecinos de Higuera de Vargas nacidos en los años 1972, 1975 y 1978

Rescatan a tres personas atrapadas en su coche en un arroyo de Alconchel

 

Rescatan a tres personas atrapadas en su coche en un arroyo de Alconchel - GUARDIA CIVIL

Rescatan a tres personas atrapadas en su coche en un arroyo de Alconchel - GUARDIA CIVIL

EUROPA PRESS
01/04/2019

Agentes de la Guardia Civil han rescatado a tres personas, nacidas en los años 1972, 1975 y 1978, que se vieron atrapadas en su vehículo en un arroyo de la localidad pacense de Alconchel, y que se vieron obligados a subirse al techo del coche para salvaguardarse de la corriente, que "discurría con fuerza".

Los hechos ocurrieron sobre las 21.00 horas de ayer, cuando un vecino de Cheles, alertó a la Guardia Civil al observar como un vehículo con sus tres ocupantes se encontraban atrapados en el interior del arroyo Cabriles, dentro del término municipal de Alconchel.

Tras recibir el aviso se trasladaron al lugar patrullas de la Guardia Civil de Villanueva del Fresno, Alconchel y Cheles, y comprobaron que en el interior del cauce del arroyo se encontraba un turismo "parcialmente cubierto por las aguas", y cuyos ocupantes "habían salido del habitáculo para situarse en el alto del techo salvaguardándose de la corriente, que en ese momento discurría con fuerza debido posiblemente a la recogida de las lluvias de las charcas anexas".

Así, y tras valorar la situación de riesgo para las personas atrapadas, los agentes se ataron una cuerda a la cintura para adentrarse en el arroyo y así hacerla llegar a los ocupantes del turismo, que una vez asegurados se les pudo arrastrar uno a uno hasta la orilla, según informa la Guardia Civil-

Las tres personas rescatadas, vecinas de Higuera de Vargas, no tuvieron que ser atendidas por facultativos médicos al encontrarse en buen estado de salud, y relataron a los agentes que se confiaron que podían atravesar el arroyo con su vehículo, y se vieron sorprendidos por la profundidad y desplazados por la fuerte corriente que en ese momento transcurría.

Posteriormente, con la ayuda de una grúa de servicio se pudo sacar el turismo del interior del arroyo.