Kiosco

El Periódico Extremadura

Daniel Salgado

Es decir

Daniel Salgado

Responsabilidad, modos de uso

Ya se encargarán los presidentes autonómicos socialistas de reivindicarse a sí mismos en lugar de reivindicar el sanchismo

Sánchez o la responsabilidad del fracaso del PSOE en Andalucía, puesto que es secretario general del partido. Sánchez o la responsabilidad del éxito de la cumbre de la OTAN, en tanto que presidente del Gobierno. ¿Qué se hace con la responsabilidad?

Por el lado del éxito, exhibirla, en previsión de que el responsable continúe en política más allá de la política nacional, la cual se le achica o tal vez le achica. ¿En previsión? No es novedad que Sánchez, al margen de que termine la legislatura o de que sus socios de Gobierno se lo impidan, ya no piensa en sí mismo en términos nacionales, como presidente del Gobierno (menos, por supuesto, como líder de la oposición, ese lugar), sino como dirigente internacional, es decir, europeo, es decir, comunitario, es decir. La cumbre de la OTAN, de éxito incontestable (véase Feijóo, sin necesidad), debía servir para eso. Y ha servido. Puede que Sánchez piense en sí mismo como presidente del Consejo Europeo, razonablemente, pero el periodismo piensa siempre un poco más (de ahí sus aciertos, oficio de malpensados) y le atribuye la presidencia de la Comisión Europea, sustituyendo a Úrsula Von der Leyen, gracias «al apoyo del socialdemócrata Olaf Schölf y del socio liberal Enmanuel Macron», según el pronóstico de Javier Portillo, periodista y, a más a más, analista político.

Por el lado del fracaso, es decir, de la responsabilidad de Sánchez en el resultado del PSOE en Andalucía, conviene que la responsabilidad no se sepa, no vaya a trascender a las elecciones autonómicas y municipales del próximo año. Para entonces, ya se encargarán los presidentes autonómicos socialistas de reivindicarse a sí mismos en lugar de reivindicar el sanchismo, que ha sido hasta ahora casi más importante que el propio socialismo. Se trata, o se trataría, perdón, de que el socialismo empiece a pensar en símismo en los mismos términos en que lo hace su secretario general, no en función de cargos, sino de ideas, es decir, al revés. Y baste como ejemplo, y como contra ejemplo, lo dicho por Antonio Cid de Rivera, también periodista: «Presupongo que el PSOE de Extremadura va a ir a una campaña presidencialista como estrategia, a potenciar el Varismo en contraposición al Sanchismo».

Siempre que una responsabilidad no sirva para encubrir a la otra.

*Funcionario

Compartir el artículo

stats