Kiosco

El Periódico Extremadura

Mercedes Morán

Contrapunto

Mercedes Morán

¿Apariencia o negociación?

¿Cómo no vamos a estar preocupados, Sr. Vara? Negocie de verdad. Hágalo por la Extremadura real

Esta semana han comenzado las reuniones del gobierno de Vara con los grupos políticos y agentes sociales para negociar los presupuestos de Extremadura para 2023. Se ha materializado así la propuesta que hizo María Guardiola para que los pactos en sanidad, educación y fiscalidad, que había ofrecido en agosto a Vara, pudieran trasladarse a las cuentas. 

Porque ya saben ustedes: si los pactos no son respaldados con fondos, se quedan en lo de siempre, humo. Por eso, es de vital importancia que exista apoyo económico a medidas para mejorar la sanidad y para avanzar en la calidad educativa; e igualmente, la rebaja fiscal, debe contemplarse en el presupuesto porque es la forma de que se aplique de manera inmediata y de que las familias y empresas puedan notarlo en su economía.

Esa es la intención de la presidenta del PP. Para que esos pactos se conviertan en realidad, deben estar reflejados claramente en el presupuesto de Extremadura. Unas cuentas que hay que cambiar estructuralmente para que sirvan al bienestar de los ciudadanos y las empresas; unas cuentas que sirvan para el desarrollo de nuestra región. Y para alcanzar ese objetivo, Guardiola lo advirtió: las reuniones son para trabajar, para que la negociación dé como resultado una menor presión fiscal y una mejora en la vida de los extremeños; no para aparentar, no para que enseñen los números cerrados e inamovibles de la Extremadura oficial.

Tras años de rodillo, el gobierno de Vara no ha tenido interés en negociar, y eso que desde el PP no se han puesto líneas rojas. Las únicas líneas reales son verdes, blancas y negras; son el interés general de los extremeños. Y para alcanzarlo hay que remangarse más allá de una foto o el ritual cosmético de presentar un documento con números blindados para que la Junta diga que ya hay negociación. ¿Y si no gustan? A enmendarlos en el trámite parlamentario. Sepan que durante toda la legislatura se han presentado casi mil enmiendas anuales por parte del PP, que el rodillo socialista ha aplastado. 

Todavía queda tiempo para cambiar de dirección; para trabajar por los problemas que los extremeños nos han trasladado en el proyecto de escucha activa que estamos llevando a cabo en el PP. Estamos dispuestos. Solo falta que Vara lo haga con diálogo, sin esas líneas rojas y con un único fin: el bien de Extremadura. No queremos un presupuesto ya empaquetado. Queremos unos presupuestos que atiendan a la Extremadura real; que contribuyan a hacerla más competitiva y a su desarrollo social y económico.

Hasta Vara lo ha reconocido: «la gente está asustada, la gente está preocupada», dice. Y no es extraño después de unas cuentas que, año tras año, no han servido para cambiar el rumbo de nuestra tierra; que no han servido para mejorar la vida de la gente ¿Cómo no vamos a estar preocupados, Sr. Vara? Negocie de verdad. Hágalo por la Extremadura real.

*Ingeniero Técnico Agrícola y diputada del PP

Compartir el artículo

stats