Los fraudes digitales están muy presentes por todas partes. Esta misma semana, 17 cacereños fueron víctimas de la técnica conocida como "Smishing", el envío de mensajes fraudulentos a través de telefonía móvil, robándoles entre 1.000 y 10.000 euros de sus cuentas bancarias.

Este término es solo una derivación más del ya popular "Phising", es decir, un método de engaño que se realiza a través de la suplantación de identidad. El objetivo es adquirir información sensible como nombres de usuario, claves o datos de cuentas o tarjetas de crédito, a través de una comunicación electrónica.

Ejemplos más comunes

Las técnicas que más utilizan los ciberdelicuentes para llevar a cabo su propósito son:

  • Bloqueo de cuenta bancaria. Se hacen pasar por una entidad bancaria, afirmando que ha habido un problema de seguridad o informando acerca de un bloqueo inminente de la cuenta bancaria. En ese contexto, solicitan una verificación de datos personales accediendo a un enlace web que está insertado en el propio mensaje de texto.
  • Envío de paquetes. En algunas ocasiones, se hacen pasar por alguna compañía de envío de paquetes o tiendas para avisar de la llegada de un paquete y exigen confirmación de datos propios.
  • Ganador de concurso. Avisan de que el usuario del número ha ganado un concurso o un sorteo y adjuntan un link que suele llevar a la confirmación de datos bancarios para "aceptar" el premio.
  • Inicio de sesión. Informan del inicio de sesión en una nueva cuenta o dispositivo y piden que verifiques tus datos al momento.
Imagen de un SMS enviado.

Imagen de un SMS enviado. EP

Imagen de un SMS enviado

Imagen de un SMS enviado

Imagen de un SMS enviado

Imagen de un SMS enviado

Imagen de SMS recibido EP / Policía Nacional

Imagen de SMS recibido LNE

Imagen de SMS recibido LNE