+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

UNA HABITACIÓN ATERRADORA

Intenta robar en un 'escape room' y acaba encerrado

El ladrón se vio incapaz de abandonar el lugar del delito y acabó llamando a la policía

 

Un detalle de la decoración del escape room de Vancouver. -

Luis Benavides
06/08/2018

Cuando Ryew Wardlaw, de 40 años, entró en un establecimiento de Vancouver para llevarse la recaudación no tenía previsto llamar a la policía para poder salir de allí. Sin embargo, explica ‘The Washington Post’, que el ladrón tuvo serios problemas para abandonar el lugar del delito: había intentado robar en un ‘escape room’ y no encontraba la salida.

Wardlaw entró por error en una de las tres habitaciones de NW Escape Experience, un negocio situado en Vancouver, Washington, a pocos kilómetros de Portland. Para mayor desgracia del ladrón, acabó encerrada en la más terrorífica, bautizada como ‘The Kill Room’ e inspirada en un asesino, Ronnie Earl Watts, más conocido como Ronnie ‘el destripador de Vantucky’. “Si no sabes dónde te estás metiendo, esta habitación es realmente aterradora”, explicó el copropietario, Rob Bertrand, de 40 años, en referencia a la decoración. Y es que una mesa para realizar autopsias y un cuerpo sin vida –de mentira, obviamente, pero muy real- presiden el centro de la estancia.

Los que entran en esta habitación, en grupos de entre 4 y 10 personas,  tienen 60 minutos para resolver los diferentes enigmas y rompecabezas. Wardlaw iba solo y los nervios, o quizá la espeluznante ambientación, le jugaron una mala pasada. Tuvo que llamar a la policía hasta en cuatro ocasiones para recibir ayuda. Las surrealistas llamadas del caco la madrugada del 8 de julio, que intentó sin éxito hacer creer a los agentes que se había quedado encerrado en su propia casa, ya circulan por internet:

Wardlaw, que entró por rompiendo el cristal de la puerta trasera e hizo unos cuantos destrozos intentando escapar sin éxito del local, fue rescatado por agentes de la policía.  Su vergonzosa experiencia en el ‘escape room’ de Bertrand le salió muy cara: deberá afrontar los desperfectos ocasionados en el local ascienden a 1.500 dólares. Las risas de los policías y los dueños del establecimiento, eso sí, no tienen precio. "Te paras a pensarlo y es muy divertido. Podemos decir con orgullo que tenemos el único 'escape room' del noroeste de EEUU con un 100% de ladrones capturados", ha bromeado el copropietario. 

Buscar tiempo en otra localidad