UN EJE ESTRATÉGICO: ARRANCAN LOS TRÁMITES PARA SU REMODELACIÓN

Hablan los negocios de Virgen de la Montaña en Cáceres: «Tienen que reformar la avenida sea cual sea el proyecto»

Comerciantes, hosteleros y otros profesionales consideran crucial el arreglo de la vía por sus deficiencias desde hace ya décadas

Al margen de la polémica o no del bulevar, reclaman reordenar aceras y árboles por la dificultad de paso

El ayuntamiento ya programa una mejora en firme que, según Cáceres Verde, debe respetar la antigua plataforma central

Cáceres tiene una espina dorsal que se llama avenida de España (con Cánovas en medio), y parten de ella cinco ejes principales que tejen la zona más dinámica del centro: Antonio Hurtado, avenida de Alemania, Gil Cordero, Clara Campoamor y Virgen de la Montaña. Esta última es, junto a Cánovas, la más histórica, romántica y elegante de dichas radiales, con importantes edificios que comienzan a ser históricos como el Chalet de los Málaga, la Subdelegación del Gobierno y el colegio Prácticas, todos ellos incluidos en el Catálogo de Bienes Protegidos del patrimonio arquitectónico de Cáceres, un catálogo que además incorpora las viviendas situadas en los números 2, 4 y 8.

La avenida lleva demasiados años sin someterse a una reforma. Los comerciantes más antiguos no recuerdan una intervención seria. Por ello, el alcalde cacereño, Rafael Mateos, ha incluido la remodelación de Virgen de la Montaña como una de las actuaciones más importantes de la legislatura.

De hecho, a finales de septiembre se ha dado luz verde para que los técnicos municipales elaboren los pliegos que permitan sacar a concurso la redacción del proyecto. El alcalde anunció en campaña electoral que con esta obra se pretende devolver el esplendor «a un eje fundamental que no está a la altura que merece». En principio debe incluir un carril de subida y otro de bajada, acerados más amplios, aparcamientos y las zonas verdes, sobre todo las del bulevar (una premisa que reitera el ayuntamiento). Un proyecto que en todo caso deberá solucionar la empresa de consultoría que gane el concurso, y que pasará por un proceso de participación ciudadana (residentes, hosteleros, comunidad educativa y usuarios). «El objetivo fundamental es que sea respetuoso con el medio ambiente (incrementando incluso la superficie arbolada), así como seguro y amable para los peatones», indican desde el ayuntamiento.

La reforma de la avenida llega envuelta en cierta polémica. El Plan de Infraestructuras para la Movilidad Urbana Sostenible (Pimus) ya planteó hace nueve años sustituir la sección actual de bulevar por una sección con ‘acera-plaza’, es decir, un espacio amplio peatonal y estancial a un lado (también para terrazas y otros usos), dos carriles al medio, dos líneas de aparcamientos en cordón, y una acera en el otro extremo pero no tan amplia. La plataforma Cáceres Verde ha planteado desde entonces a los distintos gobiernos municipales que ese bulevar no puede eliminarse, ni siquiera para reconstruirse, al ser una avenida que representa el diseño de la ciudad de los años 30. Por ello pide además su protección.

¿Y qué dicen los negocios a pie de calle, los que más viven el día a día de la avenida, y por tanto los que mejor conocen la impresión de vecinos, trabajadores y clientes de la zona? La opinión general parece clara: «Que nos arreglen Virgen de la Montaña sea cual sea el proyecto, está todo muy viejo, partes destrozadas, solo hay que caminar por la zona y ver los desperfectos», plantea Juan Antonio Roso, propietario de la tienda La Despensa de Colón. «La iluminación se ha quedado bastante pobre, deberían poner farolas nuevas como en otras zonas de la ciudad, porque además aquí se paga el tramo más alto del IBI».

20231109 125106

20231109 125106 / EL PERIÓDICO

«No queremos una revolución ni polémicas, solo una reforma que no se ha hecho en años»

Juan Antonio Roso

— La Despensa de Colón

Este comerciante aclara que no quieren «una revolución», ni «polémicas», ni nada parecido. «Solo que reformen la avenida porque en los diez años que llevamos aquí con dos negocios familiares, no hemos visto ni una renovación del asfalto, solo las tuberías cuando hay averías». «Hasta las luces de Navidad las dejan a media calle», lamenta.

Dan Zheng, propietario del Bazar Pekín, comparte la misma opinión. «Llevo treinta años con el negocio en la avenida, fui incluso alumno del colegio Prácticas, y no ha habido una reforma importante en todo este tiempo», afirma. No se trata de cambiar por cambiar, «es que ya hace falta», señala. Por ejemplo, las aceras se han quedado pequeñas para el trasiego de una zona tan céntrica. «La gente tiene que irse apartando y cediendo el paso, necesitamos que se amplíen, que se hagan zonas peatonales adecuadas».

20231109 130418

20231109 130418 / EL PERIÓDICO

«Las aceras se han quedado pequeñas para una zona tan céntrica. La gente debe irse apartando»

Dan Zheng

— Bazar Pekín

Las baldosas también se han convertido en otro problema «porque están fatal, se han vuelto resbaladizas con los años y son un peligro sobre todo para los mayores cuando llueve. Ya lo hemos vivido. Una señora se cayó y ha estado meses mal. Además salpican a todo el que pasa». Y ello en una avenida «bastante céntrica», dice Dan Zheng, donde los negocios confiesan estar muy cómodos, pero advierten de la decadencia de los elementos urbanos.

Muy cerca se ubica el centro Láserum Cáceres, donde Berta Elvira coincide con la descripción: «por la acera casi no pueden cruzarse dos cochecitos de niños y las baldosas se levantan, manchan a los peatones». La zona más amplia, el bulevar, está en el centro «y por allí no transita tanta gente, sino por las aceras, debería darse una solución». En ese bulevar sí se sitúan las terrazas porque solo allí tienen espacio, pero los camareros deben cruzar continuamente el carril de circulación, un riesgo que señalan todos los establecimientos.

20231109 131947

20231109 131947 / EL PERIÓDICO

«El arbolado necesita un chequeo porque el día de la borrasca era una gimkana»

Berta Elvira

— Centro Láserum Cáceres

De igual modo, el arbolado necesita un chequeo «o al menos eso pensamos, porque el día de la borrasca y del viento se han caído muchas ramas, la avenida era una gimkana». Luego están los alcorques que delimitan los árboles. Los coches se pasan la jornada buscando aparcamiento en la zona y a veces golpean estos elementos, destrozándolos, aunque también aparecen deteriorados por la parte del acerado. «Es cierto que no se ha actuado durante años», reflexiona Berta.

Por su parte, Álvaro Holgado lleva desde 2020 asentado en Virgen de la Montaña con su negocio, la pastelería Chef Alia. «Hay que arreglar la avenida de algún modo, porque estamos viendo los adoquines rotos y las aceras levantadas, además de estrechas. Cuando tenemos dos personas esperando en la calle ya no puede pasar nadie más», destaca. Los árboles «deberían salvarse, son antiguos, pero hay que buscar soluciones puesto que el último temporal ha tirado muchos». En suma, «si queremos hacer la avenida más accesible, para bien de todos, habrá que combinar la sensibilidad hacia las personas y el arbolado».

2023

2023 / EL PERIÓDICO

«Hay que arreglarla de algún modo, porque vemos las baldosas levantadas y adoquines rotos»

Álvaro Holgado

— Pastelería Chef Alia

Este profesional de la repostería entiende la necesidad del proyecto: «Vinimos a Virgen de la Montaña por su ubicación tan céntrica, por las aceras tan transitadas. La avenida está muy bien de actividad, la mayoría de los locales funcionan, viene mucha gente al bazar, a la peluquería, a la multitienda, a la óptica, a las terrazas… Razones por las que hay que reformarla, porque está llena de esos pequeños negocios que dan vida Cáceres».

Desde la Cafetería Restaurante Vulcano, Margarita Reyes, su titular, se suma a la reivindicación general: «debería hacerse una gran zona peatonal junto a los negocios, junto a los comercios y restaurantes». En su opinión, carece de sentido que el principal espacio de paso y estancia se encuentre actualmente en el centro de la avenida, «es muy peligroso a la hora de cruzar todo el día para atender las terrazas, lo digo por mi propia experiencia, yo la tengo ahí y supone un riesgo continuo. No podría contar la de veces que hay que atravesar la calle». Además, «los atascos son constantes para aparcar. Cuando sale un coche rápidamente entra otro».

20231109 132710

20231109 132710 / EL PERIÓDICO

«Hay un problema importante con los continuos atascos de las tuberías, que son muy antiguas»

Margarita Reyes

— Cafetería Restaurante Vulcano

Existe un problema más que señala Margarita y otros empresarios de Virgen de la Montaña: «los continuos atascos de las tuberías, muy antiguas». «En mi caso estamos siempre pendientes de no arrojar nada para que funcionen, pero hay negocios que lo pasan fatal con averías cada dos por tres». No obstante, uno de los objetivos del proyecto que ya baraja el ayuntamiento consiste en la renovación de las canalizaciones, en coordinación con Canal de Isabel II.

Y es que, subraya la hostelera, «debe hacerse una reforma completa porque llevo en la avenida 21 años y no he visto nunca una remodelación en condiciones, una reforma que también daría más vida a esta zona, en pleno centro».