EVOLUCIÓN DE LA SITUACIÓN SANITARIA ORIGINADA EN LAS INSTALACIONES DE OCIO EN LA VERA

Sanidad cerrará el campamento de Yuste y el gerente anuncia una demanda

La empresa asegura que no procede la clausura y que se cumplió el protocolo anti covid. Los padres y madres afectados elevan hasta 17 los positivos por el brote

Imagen promocional de las instalaciones en plena naturaleza en la Vera y próximas a la Sierra de Gredos.

Imagen promocional de las instalaciones en plena naturaleza en la Vera y próximas a la Sierra de Gredos. / CEDIDA

Eduardo Villanueva

Salud Pública ha hecho oficial el brote de covid entre los menores participantes en el campamento multiaventura de La Aldea de Yuste en la Vera, con un total de ocho positivos y 15 contactos. Sin embargo, los padres y madres afectados (que siguen adelante con la demanda colectiva porque afirman que no se cumplieron los protocolos y no se les informó de la situación) aseguran que ya son 17 los positivos que estuvieron en dicho campamento.

La Consejería de Sanidad y Servicios Sociales explica a este periódico que «todos los afectados por el brote están en su domicilio, cumpliendo la cuarentena; son de varias localidades extremeñas». Además, anuncia que «Salud Pública va a dictar en las próximas horas una resolución que ordenará el cese de la actividad y que los usuarios que se encuentran en el campamento vuelvan a sus casas».

Alarma social

En declaraciones a EL PERIÓDICO EXTREMADURA, el gerente de La Aldea de Yuste, Justo Domingo, ha señalado que «creemos que no hay causa para cerrar las instalaciones». Afirma que el Centro de Salud de Jaraíz de la Vera «conocía la situación desde el pasado jueves», 22 de julio, y que «no se tomaron medidas cautelares para evitar alarma social». Además, precisa que «cerramos el área donde surgió el brote» y defiende que «llevamos año y medio trabajando en pandemia y no hemos tenido ningún problema. Ha sido mala suerte que, de un grupo burbuja de 25 niños, uno llegara contagiado de covid y originara el brote. Nosotros no somos dueños de la pandemia», explica Domingo.

En cuanto al cierre anunciado por Sanidad, asegura que no tiene conocimiento y que «cada uno asuma sus responsabilidades», y que si esa clausura se produce «acudiremos a los tribunales». 

El gerente ha lamentado que «se nos está criminalizando. Yo tengo a mis dos hijos en este campamento y estoy operado de cáncer de tiroides en plena pandemia; soy el primero que tengo un cuidado escrupuloso en cumplir con los protocolos sanitarios», subraya.

«Ha sido una desgracia, pero se nos está criminalizando sin razón. Aquí hay un millón de metros cuadrados de campo y grupos burbuja. Ha habido un brote, como lo puede haber en un hotel», señala. 

Por su parte, los padres y madres afectados aseguran que el Centro de Salud de Jaraíz, donde se practicó la prueba de antígenos a la mayoría de los menores, «no tuvieron conocimiento de la situación hasta el sábado, pese a que ya había niños con síntomas el jueves».