Kiosco El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

Fútbol. Segunda RFEF

Triunfo de puro oro del Montijo en Alcorcón

El equipo de Juan Marrero supea a un rival directo con los goles tempraneros anotados por Cristo Medina y Raíllo

Cristo Medina persigue a un jugador del Alcorcón B. AD Alcorcón

 0-Alcorcón B: Álex Ruiz; Emi, Yuste (Íker Bachiller 46’), Íker Recio, Dani Cervera (Jaime de Castro 77’), Nepo, Mateo, Berlanga (Fode 46’), Yago Paredes, Piri (Samu Guillén 64’), Isra García (Traoré 46’).

2-Montijo: Sergio Tienza; Pedro Toro, Cardozo, Akapo, Luis Madrigal, Yeray González, Batanero, Keita (Barragán 58’), Cristo Medina (Abraham Pozo 70’), Pino (Julio Rodao 46’), Raíllo.

Goles: 0-1 (6’): Cristo Medina. 0-2 (10’): Raíllo.

Árbitro: Morros Monge (comité catalán). Amarilla a Yuste, Piri, Nepo; Akapo, Pino, Yeray González y Luis Madrigal.

Incidencias: Anexo Santo Domingo. Unos 250 espectadores en las gradas.

Dos triunfos seguidos, cinco goles a favor y ninguno en contra llevarán a la UD Montijo desde las catacumbas de la tabla a salir del descenso. Esta vez no sucedió como en Segovia o Majadahonda, cuando los de Juan Marrero acabaron sucumbiendo tras ir ganando con comodidad al descanso. Cristo Medina adelantó a los montijanos engatillando un pase de Ibrahim Keita y Raíllo aprovechó la endeblez de la defensa alfarera tras un saque en largo de Sergio Tienza casi desde su área. El filial alcorconero se lanzó desde entonces en un ataque furibundo, pero fue incapaz de batir a un sensacional Sergio Tienza (0-2).

Era uno de esos partidos que puede decidir una salvación o un descenso, dada la inexperiencia de ambos contendientes en la categoría y el irregular inicio tanto de unos como de otros: dos conjuntos a los que, quizá, los resultados no habían premiado como deberían sus buenas presentaciones. Llegaban ambos igualados a 10 puntos, en la extensa frontera que marca el infierno del purgatorio.

Así que lo mejor que te puede pasar es que le tomes la medida al choque desde el principio. Al primer minuto, llegada de Fer Pino, cuyo centro no llegó a rematar Cristo Medina por centímetros. El segundo aviso tuvo premio. Cristo, esta vez sí, aparecía en el sitio oportuno para engatillar a la red un rechace tras jugada de Keita. Pero, aún hubo más. Sin tiempo para la reacción amarilla, Raíllo aprovechaba un balón peinado en un saque en largo de Sergio Tienza, tras un fuera de juego local. La zaga madrileña se durmió y el delantero aprovechó el regalo para batir por segunda vez a Álex Ruiz.

Apenas se llevaban disputados diez minutos y el marcador era tan ilusionante como peligroso. Los fantasmas del pasado revolotearon por toda la exposición montijana y quedaba lo más difícil: resistir durante ochenta minutos. Cualquier cosa podía pasar, como que el árbitro hubiese concedido como penalti un derribo sobre el local Piri, aunque permitió que siguiera la acción, despejada por los zagueros extremeños sobre la línea de gol.

Y entonces comenzó el festival de Sergio Tienza, en un duelo al sol con el incisivo Yago Paredes que siempre ganó el portero de Talavera la Real. Hasta en dos ocasiones evitó el primer tanto local antes del descanso y, tras la reanudación, desvió a córner un potente disparo del ya frustrado Yago. Por aquel entonces, Capdevila ya había quemado sus naves con un triple cambio y Julio Rodao había sustituido a un amonestado Pino.

Keita fue de lo mejor del partido hasta que fue sustituido por Barragán a la hora de juego. El acoso continuó hasta el final, con la permanente sensación de que un gol alcorconero podría cambiarlo todo. Pero no llegó y el Montijo se fue del Anexo con tres puntos más y con la sensación de que puede competir casi con cualquiera. Como por ejemplo, el Navalcarnero, tercer clasificado, que visita el Emilio Macarro el próximo domingo, a las 12.00.

Compartir el artículo

stats