Los nematodos pertenecen al reino animal, son organismos multicelulares, generalmente microscópicos, disponiendo de los principales sistemas fisiológicos con la excepción del respiratorio y circulatorio, su tamaño oscila entre los 0,2 y 2 milímetros, de movilidad muy reducida, que atacan a las raíces del tabaco produciendo diferentes tipos de daños que afectan de forma irreparable al sistema vascular de las plantas pudiendo llegar a la muerte total de esta. Los nematodos que afectan al cultivo del tabaco se engloban dentro del grupo de los fitoparásitos, siendo los más dañinos Meloidogyne (Incognita, Arenaria y Javánica), Globodera y en menor grado Heterodera. Con consecuencias importantes en el rendimiento, la calidad y la rentabilidad de las explotaciones. Por lo que es muy importante mantener un nivel de infestación reducido en el suelo, empleando una combinación de prácticas culturales: medidas preventivas, rotación de cultivos, control químico y variedades resistentes.

La baja disponibilidad de materias activas de productos fitosanitarios en la UE y España, el control de plagas y enfermedades está limitando de forma drástica la existencia de productos fitosanitarios autorizados que cubran las diferentes necesidades del cultivo del tabaco de manera efectiva, que pueda poner en riesgo la continuidad de este cultivo, cuya permanencia está muy ligada al control de nematodos, plaga esta que afecta de forma muy negativa al desarrollo de las plantas. 

Ante la falta de alternativas viables tras la posible desaparición de la materia activa dicloropropeno en control de nematodos, Cetarsa a través de su Área de I+D+i cuenta con la aceptación y reconocimiento de todas las manufactureras que actúan en el sector del tabaco a nivel mundial.

El autor del artículo, José García de Paredes, en una plantación de tabaco. EL PERIÓDICO

Cetarsa desde su creación en 1987 y con anterioridad a través del Servicio Nacional del Cultivo y Fermentación del Tabaco definieron un plan técnico con el único objetivo de minimizar los daños a veces irreparables que las diferentes razas de nematodos estaban causando en el cultivo. Este plan técnico quedó definido como Plan de mejora genética que se inició en el año 1978.

Este Plan se ha venido desarrollando desde sus inicios hasta el día de hoy de forma ininterrumpida, con la colaboración inestimable del doctor Wernsman (profesor de cultivos en la especialidad Nicotiana en la Universidad de Raleigh en Carolina de Norte). Él define las líneas a investigar según las directrices recibidas desde el área de I+D+i de Cetarsa, que posteriormente es la encargada del desarrollo de dichas líneas.

Ante la prohibición absoluta de cualquier tipo de manipulación genética a la hora de obtener variedades resistentes a nematodos, Cetarsa lleva a cabo un proceso de selección de líneas resistentes y la posterior producción de semillas mediante el sistema de polinización cruzada, consistente en recolectar el polen de las plantas padres y flor a flor polinizar de forma manual el pistilo de todas las inflorescencias.

Este trabajo minucioso, complicado y de máxima responsabilidad ha hecho que en estos momentos Cetarsa disponga de un elenco de variedades con resistencia múltiple a todas las plagas y enfermedades propias de las diferentes zonas del cultivo del tabaco: virus (PVY y TMV), nematodos (Meloidogyne arenaria, Globodera y en menor grado Heterodera), Fusarium, Phytopthora, marchitez bacteriana. Y un banco de genomas único en Europa.

El doctor Wernsman (profesor de cultivos en la especialidad Nicotiana en la Universidad de Raleigh en Carolina de Norte). EL PERIÓDICO

Al introducir la resistencia a través de polinización cruzada, la resistencia a nematodos no es total ya que esta se consigue solo mediante manipulación genética, lo cual hace necesario un apoyo fitosanitario para completar la nulidad de los nematodos en la fase de cultivo, que en el caso de los nematodos el dicloropropeno es el producto más adecuado y aunque a los considerados como sustitutos se les considere nematicidas, su efectividad sobre estos es muy baja ya que su función principal es fungicida.

También dos conceptos básicos y que deberemos de tener siempre presentes son en primer lugar el inestimable papel que ha jugado en el sector tabaquero español el Plan de Mejora Genética llevado a cabo por Cetarsa, con el desarrollo de un elenco de variedades, resistentes o tolerantes a nematodos, productivas sin el cual el cultivo del tabaco sería inviable en España y, en segundo lugar (a considerar por las autoridades competentes), eliminar del mercado fitosanitarios fundamentales de origen sintético hasta no haber desarrollado materias activas de origen orgánico con las mismas prestaciones de efectividad que los propuestos a la desaparición, pues la rentabilidad del sector productor principalmente le viene por las altas producciones medias / hectárea y la calidad del tabaco producido, y la nulidad de una materia activa como el dicloropropeno disminuye la productividad y como consecuencia eleva los costes de producción haciendo en muchos casos el cultivo inviable.