Kiosco El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

SISTEMAS DE NAVEGACIÓN AÉREA

Un ILS básico para volar con niebla hasta Badajoz

El aeropuerto regional cuenta con el tipo 1, el más sencillo entre estos sistemas. Se utilizan para combatir la falta de visibilidad por condiciones climatológicas adversas

Un avión vuela entre la niebla, en una imagen de archivo. EL PERIÓDICO

Una visibilidad mínima de 200 pies o, lo que es lo mismo, 61 metros y un alcance visual de 800 metros. Eso es lo que ofrece el sistema antiniebla del Aeropuerto de Badajoz. Un ILS (Instrumental Landing System, que se traduce como Sistema de Aterrizaje Instrumental) de tipo 1, el más sencillo de su gama. «Hay ILS de tipo I, II, y III con seis categorías diferentes. Son sistemas de aproximación en los que la principal diferencia entre los tres tipos son en cuanto a la vista y la altura mínima», detalla Daniel Rodríguez, doctor en Ingenierías Industriales en la Universidad de Extremadura (Uex).

Este pasado 10 de noviembre se retrasaba la conexión entre Madrid y la capital pacense por la niebla. Una incidencia que suele replicarse a partir de esta época y durante los próximos meses de invierno y que solo en el mes de diciembre del año 2019 dejó 34 incidencias --24 vuelos cancelados y nueve desviados por esta causa--.

Dentro de los ILS, en el de categoría II la falta de visibilidad se reduce a 30 metros y en horizontal a 400 metros mientras que en el III no hay restricciones por falta de visibilidad en altura y en horizontal se queda en 200 metros. «Los aeropuertos de Madrid, Barcelona o Palma de Mallorca cuentan con el de categoría III, pero no se puede comparar el tráfico que tienen con el de Badajoz. De los pequeños también está en Valladolid, que aún así también tiene más movimiento», explica Rodríguez. «Los sistemas de categorías superiores tienen un mayor coste, sobre todo en cuanto a mantenimiento», añade. Más luces, duplicidad de sistemas con luces constantes, varitas... A mayor categoría, un coste fijo mayor. 

A pesar de ello, en aquel mes lleno de incidencias previo a la pandemia, desde la Junta se planteó la mejora del sistema que facilita las operaciones en caso de niebla para evitar más cancelaciones y desvíos. El propio presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, señalaba que las nieblas intensas en la zona «no son una excepción sino algo habitual». Hoy desde la Administración regional se subraya que este sistema es el «operativo en el 90% de otros aeropuertos de España y Europa». «Su sustitución no garantizaría que dejará de haber retrasos por las condiciones de niebla que se dan en Badajoz», aseguran fuentes de la Consejería de Movilidad, Transporte y Vivienda. Las mismas apostillan sin embargo: «Como es lógico y evidente, la Junta de Extremadura siempre estará a favor de cualquier mejora de las infraestructuras que impliquen un mejor servicio a la ciudadanía».

Otro apoyos

Aena señala que el aeropuerto pacense cuenta también con otras ayudas, como el sistema VOR, que emite señales para que entre otras facilidades las aeronaves sigan la trayectoria correcta en las maniobras de aproximación. Por otro lado, recuerda que para operar con un ILS tanto las aeronaves como las tripulaciones tienen que estar habilitadas para hacerlo y la última decisión siempre es del comandante del avión. «Hay que destacar también que cada compañía aprueba sus propios procedimientos de operación y pueden establecer alturas de decisión superiores a la mínima que se establezca en las maniobras publicadas para operar con estos sistemas en el aeropuerto», dicen. La empresa pública afirma que los aeropuertos de Aena cuentan con el sistema «que más se adecua a sus necesidades».

Así, la categoría ILS de Badajoz es «habitual en muchos aeropuertos», como Pamplona, León o Granada-Jaén. Por el contrario, algunos aeródromos, como Burgos, San Sebastián, Córdoba, La Gomera o Sabadell, no tienen ILS.

«No es que el de Badajoz tenga el peor sistema aunque sí uno de los más básicos, pero su tráfico es muy bajo. Otra cosa es que en Extremadura tengamos el mismo problema que con los trenes: que si se cancela algo no es que tengamos muchas más opciones», resume Rodríguez.

Compartir el artículo

stats