HALLAZGOS EN LOS TRABAJOS ARQUEOLÓGICOS PREVIOS A LA REHABILITACIÓN

Hallan enterramientos islámicos en el convento de las Freylas de Mérida

Se contempla que puedan salir a la luz edificios funerarios de época tardorromana. Los excavaciones arqueológicas en el solar finalizarán a finales de este mes

Trabajos de excavación arqueológica en el solar del convento de las Freylas.

Trabajos de excavación arqueológica en el solar del convento de las Freylas. / EL PERIÓDICO

Los trabajos de excavación arqueológica que se están llevando a cabo en el solar del antiguo convento de las Freylas de Mérida ya están teniendo sus primeros frutos. Según informa a este diario el director del Instituto de Arqueología de Mérida (IAM), Pedro Mateos, han aparecido unos enterramientos islámicos que están «fuera de la muralla» de la ciudad. Asimismo, indica que han salido a la luz restos del cierre inicial del convento, del siglo XVI. «Ahora estamos excavando los niveles de época visigoda, lo que probablemente encontraremos serán edificios funerarios de época tardorromana», apunta. «En eso consistirán generalmente los hallazgos de esta excavación», sostiene el arqueólogo.

Cabe señalar que estas labores arqueológicas son un paso preceptivo para que puedan comenzar las obras de rehabilitación para que este edificio albergue la nueve sede del IAM. Mateos informa de que los trabajos comenzaron el pasado 5 de julio y está previsto que finalicen a finales de septiembre. Están trabajando un arqueólogo, un dibujante, un topógrafo y seis peones de arqueología, estos últimos del Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida. 

El proyecto, cuya redacción ha corrido a cargo del arquitecto emeritense Rubén Cabecera, contempla la rehabilitación del convento y la construcción de un edificio de nueva planta en la zona del huerto. Para esta intervención, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) tiene previsto destinar 2,6 millones. La futura sede del IAM integrará administración e investigación con laboratorios específicos. 

«La nueva sede va a ser muy importante para el propio instituto de arqueología y para Extremadura», sostiene Mateos. Considera a su vez que las nuevas dependencias ayudarán a que la ciudadanía tenga mayor conocimiento de la importancia que tiene el IAM, pero sobre todo, para que «podamos cumplir los fines que tenemos encomendados, que están vinculados a la investigación de los yacimientos arqueológicos».

Suscríbete para seguir leyendo