+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA FIESTA PREVÉ ALCANZAR LAS 10.000 PERSONAS

Malpartida de Cáceres reparte 500 kilos de patatera en su tradicional fiesta

El aviso de lluvia no ha puesto freno a la pedida de la patatera en este municipio cacereño

 

Los participantes de la fiesta por las calles de Malpartida de Plasencia. - FRANCIS VILLEGAS

El alcalde animando a los vecinos y visitantes a participar en la fiesta. - FRANCIS VILLEGAS

Gema Guerra Benito Gema Guerra Benito
05/03/2019

El aviso de lluvia no ha puesto freno a la pedida de la patatera en Malpartida de Cáceres. Los malpartideños celebran hoy su día grande del carnaval, que este año tiene previsto alcanzar los 10.000 asistentes. La celebración arrancó esta mañana en la plaza en la que se congregó la mayoría de asistentes a media mañana frente al ayuntamiento, ataviados la mayoría con el traje de época. Tras el saludo del alcalde, Alfredo Aguilera, arrancó el pasacalle por las calles de la localidad y el ayuntamiento realizó la entrega de 500 kilos de patatera, aproximadamente 2.500 raciones. A continuación, estaba previsto que continuara la fiesta hasta última hora de la noche en el entorno urbano.

La fiesta de la Pedida de la patatera es el colofón de la Semana Gastronómica que la localidad celebra con el producto. En cuanto a los reconocimientos de este año, el restaurante Atrio de Cáceres ha recibido la Patatera de Honor y el Club La Paz se hace con el premio Popular.

Como novedad, este año se ha permitido que los taxis de Cáceres den servicios en Malpartida.

Asimismo, el ayuntamiento ha lanzado una campaña para concienciar sobre el consumo moderado de alcohol, sobre todo entre los jóvenes, y ha desarrollado un dispositivo de seguridad de un centenar de personas.

En este sentido, Aguilera ha subrayado que la zona joven aglomera a 4.000 personas y, por este motivo, ha instado a los participantes a tener "responsabilidad y civismo".

Como se recordará, la fiesta se remonta al siglo XIX cuando los quintos, antes del miércoles de ceniza, salían a pedir por las casas viandas para comérselas y la mayoría de vecinos ofrecían solían morcilla patatera porque era el producto más asequible. 

Temas relacionados