+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La superficie destinada a cereal mantiene la tendencia a la baja y disminuye un 1%

Para la campaña de este año estos cultivos se situarán en torno a 250.000 hectáreas en la comunidad autónoma

 

Una cosechadora recoge trigo en un campo cultivado. - MIGUEL PÁRRAGA

EFE / REDACCIÓN BADAJOZ / CÁCERES
09/01/2020

La superficie destinada al cultivo del cereal para la campaña de este año ha descendido un 1% en Extremadura respecto a la del 2019, con lo que se mantiene la tendencia a la baja de los últimos tiempos. El presidente de Coag Extremadura, Juan Moreno, explicó que los bajos precios de los últimos años, unidos a que la producción del cereal es especialmente sensible a condiciones climatológicas adversas, provocan que la superficie cultivada se haya vuelto a reducir y se sitúe en unas 250.000 hectáreas, según precisó. En este sentido, indicó que las condiciones específicas de las zonas de secano donde se cultiva el cereal hacen que los cultivos alternativos sean principalmente el olivo y el almendro, dos sectores en alza en la región.

Pese a todo, el final del periodo de sequía gracias a las precipitaciones de otoño ha contribuido en muchos casos a apostar por el cereal, pues una continuidad en la ausencia de lluvias «hubiera sido muy negativo» en este sentido.

Las precipitaciones han contribuido igualmente a que la «nacencia» (nacimiento) de la planta esté siendo buena. Además, las lluvias no han impedido las labores de siembra, manifestó Juan Moreno, pues ha llovido «en su justa medida» para beneficiar al cultivo pero sin dificultar las tareas agrícolas.

Pese al buen inicio del cultivo, el máximo responsable de Coag Extremadura recordó que aún es muy pronto para determinar qué producción se alcanzará en la próxima campaña, pues al cereal le afecta de forma muy negativa cualquier incidencia climatológica durante el invierno y la primavera. «Una parte importante del trabajo del agricultor, la siembra, ya está hecha, pero queda aún mucho», apuntó a este respecto. En cualquier caso, Moreno afirmó que «tras las precipitaciones de semanas atrás, la lluvia no puede abandonarnos ahora».

El principal problema del sector, manifestó el responsable de COAG Extremadura, es la situación de precios a la baja, la «primera cuestión» que debe resolver el nuevo Ministerio de Agricultura tanto en el caso de este cultivo con en todos los demás, incidió.