Kiosco

El Periódico Extremadura

Tribuna abierta

Solidaridad intergeneracional: una llamada a la acción

Los jóvenes queremos dejar una reflexión abierta: estamos hartos de ser pagar siempre los platos rotos

Cada 12 de agosto desde el año 2000 celebramos el Día Internacional de la Juventud. Este año la Organización de Naciones Unidas no ha podido estar más acertada al elegir su lema para este día: ‘Solidaridad intergeneracional, creando un mundo para todas las edades’.

Y es que nuestras vidas han cambiado drásticamente desde el primer trimestre de 2020. Llevamos ya demasiado tiempo soportando adversidades junto a los golpes de las olas pandémicas y todas sus consecuencias (sanitarias, sociales y económicas), también las que arroja la crisis de Ucrania. No cabe ninguna duda de que nos enfrentamos a enormes retos como sociedad, pero solo podremos alcanzar un futuro mejor si no dejamos a nadie atrás.

Por ello, no creo que sorprenda a nadie si os confieso que las personas jóvenes no afrontamos estos retos con las mismas oportunidades que el resto de la sociedad. La crisis económica del 2008, y especialmente sus consecuencias, la pandemia del covid-19 y la guerra de Ucrania, se han cebado especialmente con la gente joven: paro, precariedad, falta de oportunidades y no-emancipación. 

¿Cuántas veces se reivindica que los jóvenes somos quienes debemos protagonizar los grandes retos? Incontables. 

La primera reflexión que dejamos es que queda un largo camino por recorrer en aspectos como la emancipación juvenil o el acceso al empleo. Errar desde análisis incompletos o desde el debate aumenta la brecha entre generaciones y amenaza con volar todos los puentes generacionales que sustentan nuestra sociedad. Por tanto, queremos ser coprotagonistas y copartícipes del desarrollo de los desafíos tras esta cruenta crisis e inolvidable guerra. 

La segunda reflexión en el del Día Internacional de la Juventud es que desde Juventudes Socialistas de Extremadura estamos trabajando, y seguiremos haciéndolo para que esta vez la perspectiva de la juventud no se pierda en el proceso de salida de la crisis: favoreciendo mejor educación, más igualdad, mejor ciudadanía global, más formación profesional, nuevas políticas de empleo estable y mejor remunerado que permitan la emancipación juvenil. 

Se avanza. Desde 2015 mejoran los datos: 2.932 jóvenes de Extremadura han retornado a la región, cambiando la tendencia de los cuatro años anteriores (2011-2014). Siete de cada 10 empleos que ha generado Extremadura en los últimos 12 meses han sido en jóvenes. Igualmente ocho de cada 10 parados que la región ha reducido en este periodo eran jóvenes. El número de ocupados jóvenes, 58.250, es de las cifras más altas desde el año 2011, incrementándose un 20% en el último año con 9.500 efectivos más y superando el crecimiento nacional en el mismo periodo en siete puntos porcentuales. 20.367 jóvenes siguen buscando activamente empleo (parados) en Extremadura, siendo la cifra más baja desde el año 2006. Esta cifra se ha reducido un 34% en los últimos 12 meses con 10.260 jóvenes menos en paro. En España la reducción es de un 27%. Extremadura es la tercera comunidad que más reduce el desempleo entre sus jóvenes. Su tasa de paro se sitúa en el segundo trimestre de año en el 25,91%, porcentaje parecido al que tenían en 2008. En el año, se reduce 12,7 puntos porcentuales. Queda mucho por hacer.

La tercera reflexión pasa porque somos el motor de la sociedad. Tenemos que reivindicar una llamada a la acción, una llamada a toda la sociedad para que las desigualdades a las que se enfrenta la juventud sean un eje prioritario del debate público. Porque como sociedad estamos en la obligación de garantizar que cualquier persona joven pueda desarrollar su propio proyecto de vida de forma plena donde quiera. Reivindicamos nuestros propios espacios y nuestra presencia en la toma de decisiones. Ya que como decía Miguel Hernández en su llamo a la juventud: «La juventud siempre empuja; la juventud siempre vence; y la salvación de España; de su juventud depende».

Por último, los jóvenes queremos dejar una reflexión abierta a todos y todas. Estamos hartos de ser las y los que pagamos siempre los platos rotos de todas las crisis, queremos dejar de ser la última prioridad y queremos dejar atrás la desigualdad, queremos trabajar dignamente, formarnos y poder tener garantizado un futuro digno en nuestra casa, Extremadura.

Lo que queda claro y no es un secreto es que sin juventud no hay ni habrá futuro. Se acabaron las lamentaciones y el «quejío». Las Juventudes Socialistas de Extremadura hemos soñado una Extremadura y queremos conquistarla, por eso queremos protagonizar el futuro, nuestro futuro, el de Extremadura.

*Secretario General de las Juventudes Socialistas de Extremadura

Compartir el artículo

stats