Coloquialmente conocido como el veranillo de San Miguel, España está atravesando una racha propia de clima veraniego. Otoño ha llegado con escasas precipitaciones y un ambiente más cálido de lo habitual, o de lo que esperábamos, ya que veníamos de semanas en las que ha predominado la lluvia y el frío.

Así, comienza una semana que parece que se mantendrá en la misma línea de este fin de semana. Roberto Brasero, meteorólogo de Antena 3, ya ha realizado su predicción semanal y alerta, de una increíble subida de las temperaturas.

El otoño ha comenzado un tiempo más típico de verano que de septiembre, que durará, al menos, hasta el fin de semana. Brasero indica que tendremos 5 a 10 grados más de lo que corresponde para estas fechas. Así, hará honor al refrán "lluvia por San Miguel poco tiempo la has de ver" o "en septiembre, a fin de mes, el calor llega otra vez".

Este martes, por la tarde, serán las temperaturas similares a las de este lunes. "El miércoles subirán otro gradito las nocturnas y subirán más de 5ºC las diurnas en el extremo norte peninsular", explica el experto.

El miércoles subirán más: auténtico verano en el Cantábrico y el Valle el Ebro, con 33ºC previstos para Bilbao o 30ºC para San Sebastián y 32ºC en Zaragoza. Por otro lado, el jueves dejará 32ºC en Murcia, a 34ºC en Huelva y 35ºC en Granada. "Y para el viernes y fin de semana la tendencia es que sigan subiendo las temperaturas, por lo que podríamos llegar a 30ºC en buena parte de la Península y superar los 35ºC en el Valle del Guadalquivir."

Estas temperatura estarán acompañadas de un panorama de altas presiones y cielos despejados (a ratos, viento fuerte de levante en el Estrecho) y especialmente calor. Roberto Brasero teoriza que esta situación se mantenga hasta el miércoles de la semana que viene que es cuando se ve la posibilidad de que se rompa este bloque anticiclónico.

¿Qué nos espera en octubre?

Respecto al mes de octubre, Jorge Rey dice lo siguiente: "Llega el Pilar... un mes en el que podría haber un cambio importante en España", dice Rey mientras insinúa que llegarían precipitaciones para el Pilar. "Hacia mediados de mes, se produciría ese cambio".

El joven es un aficionado a la meteorología que con tan solo 17 años, realiza predicciones del tiempo a través de métodos tradicionales como las cabañuelas o la observación del comportamiento de aves e insectos.