Kiosco El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

BALONCESTO. LIGA FEMENINA CHALLENGE

Crystal Primm y Gedna Capel, superación en el Al-Qázeres

Las dos jugadoras elevan el objetivo de la nueva temporada hasta los ‘playoffs’

Crystal Primm y Gedna Capel. J. O.

El Alter Enersun Al-Qázeres Extremadura juntó las que son probablemente sus dos jugadoras más físicas, la renovada Crystal Primm y la fichada Gedna Capel, para que expresasen públicamente sus deseos de cara a la temporada que arranca este sábado ante el Celta (18.00, Multiusos). Ambas coinciden en que el objetivo de la permanencia que ha puesto el club se queda corto y que hay que aspirar a estar en los ‘playoffs’ de la Liga Femenina Challenge.

Ambas tienen buenas historias. La de Primm, alero de 25 años, 1,80 y doble nacionalidad jamaicana-estadounidense, es muy obvia: la temporada pasada no pudo terminarla en la pista porque se le detectó una pericarditis, pero se ha recuperado aparentemente bien. «Todo sucede por una razón. Fue impactante al principio, pero decidí que había que afrontar la situación. Me dediqué durante el verano en Estados Unidos a entrenar a chicas, que es algo que ayuda mucho. Cuando todas las pruebas y el tratamiento fueron bien, me decidí a centrarme otra vez en jugar», dijo. Según contó, la enfermedad la ha ayudado a poner más empeño en sus sueños: «el baloncesto es lo más importante de lo que hago en mi vida. Me costó un poco, pero ahora estoy jugando con mucha energía».

Primm estima que, respecto al equipo de la pasada temporada, que no logró entrar en ‘playoffs’, se puede mejorar:«somos más versátiles ahora, más intercambiables, y eso nos puede ayudar».

LA ADOPTADA CAPEL

Por su parte, Gedna Capel, pívot de 20 años y 1,85, contó con toda naturalidad que, nacida en Haití, fue adoptada cuando tenía cuatro años por una pareja formada por una catalana y un gallego. El resto de su vida ha crecido feliz en Barcelona y hasta ha llegado a representar a España en categorías de formación, con el oro en el reciente Europeo sub-20 como momento culminante. «Estoy muy contento. Ha sido un momento muy bueno para mí y una experiencia inolvidable», apuntó.

Sobre su llegada a Cáceres, aseguró que «quería salir de mi zona de confort yendo a jugar fuera de Cataluña. Tenía muy buenas referencias de este club y cuando me llamó Jesús [Sánchez, el entrenador], me gustó mucho el proyecto que tenían. Desde un principio me dio mucha confianza, cómo me planteó lo que yo podía aportar dentro del equipo».

¿Y qué puede aportar? «Esfuerzo y ayudar a cumplir los objetivos que se nos planteen. Hago un buen trabajo en defensa y tengo fuerza y resistencia en ataque», respondió. No se quedó ahí:«fuera de la pista también puedo dar mucha alegría y muy buen rollo».

Compartir el artículo

stats