Kiosco El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

Fútbol. Segunda Federación

El Diocesano no aprovecha el impulso de la Copa

Los colegiales no transforman la euforia de la Copa en un triunfo ante el Unión Adarve, que se lleva un empate de Pinilla (1-1)

Rayco, en una de las internadas de la primera parte. LORENZO CORDERO

1 - Diocesano: Miguel Cordero, Manu, Sahuquillo, Armenta, Varona, Assan, Javi González, Dani Sales, Pablo Margallo (Pablo Guerrero, min. 65), Jonatan Viera (Juanjo Chavalés, min. 75), Rayco (Pliego, min. 75).

1 - Unión Adarve: Guille, Borja Paris, Lobato, Juanma, Fran (Álvaro López, min. 83), Rojo (Chinchu, min. 83), Calleja, Cidoncha (Segovia, min. 72), Pineda (Dani, min. 69), Maganto (Diego, min. 83), Carbonell.

Goles: 1-0: minuto 30, Jonatan Viera. 1-1: minuto 57, Cidoncha.

Árbitro: Francisco Saez Vital (Comité Andaluz). Solo mostró tarjeta amarilla al visitante Lobato.

Incidencias: Partido correspondiente a la undécima jornada del grupo 5 de Segunda Federación disputado en los campos Manuel Sánchez Delgado de Cáceres ante unos 200 espectadores.

Quebró el Diocesano su racha de cuatro derrotas seguidas, pero lo hizo solo para sumar un punto en casa ante el Unión Adarve (1-1) en un duelo donde sigue dejando patentes algunas de sus carencias. Le falta punch. Y eso que la primera que tuvo la transformó en gol Jonatan Pitu Viera. Pero le falta, sobre todo, calma, tranquilidad para aguantar con el balón en los pies, para no precipitarse y madurar las jugadas poco a poco. El técnico Adolfo Senso habla de jugadores fuera de su posición habitual por las lesiones como uno de los motivos y ya al menos ha recuperado a Juanjo Chavalés, que jugó el último cuarto de hora y, casualidad o no, coincidió con la fase de partido en la que más tuvieron el balón los colegiales. 

También está atascado en las transiciones, en ese fútbol de correr del que tanto beneficio ha sacado en otras ocasiones. Rayco está muy solo arriba y, aunque es un incordio constante para los defensas rivales, no es suficiente para sacar rédito de los balones que le llegan.

Con el dulce recuerdo de la victoria copera ante el Zaragoza comenzó el Diocesano en Pinilla, pero pronto chocó con la que está siendo su realidad en esta Segunda Federación: la pelota era para el Unión Adarve. Los locales, aunque pronto avisaron con una internada a toda velocidad de Rayco que acabó en córner, apenas eran capaces de superar el medio campo con el balón controlado. 

Pablo Margallo, en el suelo tras ser derribado por un jugador del Unión Adarve. LORENZO CORDERO

Tampoco sufría demasiado el Dioce ante un Unión Adarve que sobaba la pelota una y otra vez, pero sin llegadas diáfanas a las inmediaciones de Miguel Cordero. El meta local intervino por primera vez en el minuto 11 para frenar la internada de un Carbonell que se había zafado muy bien de la defensa de los de casa. El jugador del conjunto madrileño volvió a poner a prueba al portero colegial en el 20, en este caso con un disparo lejano sin mayores pretensiones.

En el Dioce destacaban Assan, inmenso en las labores de destrucción, Javi González, que intentaba llevar a los suyos hacía delante, y un voluntarioso Pablo Margallo. Los dos primeros intervinieron en el gol colegial. Assan, desde tres cuartos de campo, metió el balón en el área para que Javi González se la cediera dentro del área pequeña a Jonatan Viera para que este marcara. Cien por cien de efectividad de los rojillos, que la primera que tuvieron la metieron para dentro. 

No volvieron a tirar más a puerta en la primera parte. Sí se prodigaron algo más en la segunda, con otras cuatro o cinco ocasiones, sobre todo con Rayco, que llegó a tener un mano a mano con Guille que desbarató el portero visitante. 

Dani Sales intenta zafarse de un rival. LORENZO CORDERO

De los vestuarios volvió mejor el Adarve, presionado por el marcador. Avisó cuando solo se habían jugado tres minutos con un cabezazo de Juanma que se fue lamiendo la cepa del poste. Su mejor ocasión antes del gol fue un remate de Carbonell que desbarataron entre Miguel Cordero y el larguero. 

Era el calentamiento para el gol. El Dioce concedió un córner un poco absurdo y, tras varios rechaces dentro del área, el balón le llegó a Cidoncha, que muy solo empalmó la pelota para devolver las tablas al marcador.

Quedaba más de media hora por jugar. Siguió dominando el Adarve, pero el Dioce poco a poco logró estirarse, aunque ya nadie creo ocasiones claras y el marcador ya no se movió más.

Adolfo Senso: «Quizás nos falta algo de confianza que sí había antes»

«Justo». Así define Adolfo Senso, entrenador del Diocesano, el empate de este domingo en Pinilla ante el Unión Adarve. «Por lo visto en el campo, el resultado es justo», decía el preparador colegial después de reconocer que le sabía mal después de ir por ido por delante y «haber concedido tres o cuatro rechaces en un córner. En un balón que no tenía peligro hemos cedido un saque de esquina y de ahí viene el gol». «Pero creo que tengo que valorar el punto porque el trabajo de los jugadores ha sido importante y ante un equipo fuerte y que me ha gustado mucho». Con esta igualada son ya cinco jornadas seguidas sin ganar de los colegiales, cuatro derrotas y el empate de esta jornada, una situación que no cree el técnico que genere nervios en la plantilla, aunque «inconscientemente el jugador» lo lleve dentro de él. «El partido contra el Zaragoza nos ha reforzado», añadía Senso para argumentar que no cree que haya nervios. «Tenemos que seguir trabajando. Hoy hemos recuperado a Juanjo Chavalés, que ha jugado un rato. Vamos a ver si somos capaces de recuperar a otro par de jugadores que tenemos tocados y así fortalecer el equipo», que el próximo fin de semana visita al filial del Atlético de Madrid. En cuanto a los problemas para tener el balón, asegura que «quizás» falta algo de confianza que sí había antes. «En las transiciones hay jugadores que están fuera de su sitio por carencias de otros jugadores especialistas en esos puestos y nos está costando las transiciones, uno de nuestros fuertes». 

Compartir el artículo

stats