Kiosco

El Periódico Extremadura

ENTREVISTA Miguel Bernal Director general de Avante

«Extremadura está ahora en el listado de referencia de grandes inversiones en Europa»

Miguel Bernal, en su despacho. EL PERIÓDICO

Están sobre la mesa un megaproyecto de baterías en Navalmoral de la Mata, y otra iniciativa de celdas en Badajoz; la planta de semiconductores de Trujillo, la azucarera de Mérida y otras propuestas aún por concretar «con un cierto peso y con inversiones potentes». El director general de Avante, Miguel Bernal (Alburquerque, 1958) se muestra optimista con el horizonte aunque también «cauto» ante los «nubarrones» de fondo que dibuja el contexto internacional. Su máxima: «ir paso a paso». «Pero lo cierto es que Extremadura está de moda», apostilla también. 

¿Está Extremadura ante un escenario de buenas perspectivas? 

Me gusta ser muy prudente en las previsiones y estamos en un escenario más que complicado que incluye una subida de los tipos de interés ya en EEUU que el Banco Central Europeo puede hacer pronto y frenará la economía; los efectos de la pandemia de la que estamos saliendo o la crisis de los suministros. Hay casi una tormenta perfecta que nos dice que tenemos que ser muy prudentes sobre las perspectivas. 

Tal y como lo plantea, parecería que no pinta tan bien...

Las incertidumbres que yo tengo son las que tiene cualquier persona que se mueve en el mundo de la economía, viendo los indicadores. Pero hay datos para ser optimistas. Hace unos días se publicaba el dato de las exportaciones extremeñas en el mes de abril, que estábamos ya dentro de la tormenta perfecta de la que hablaba, con inflación galopante y problemas de suministros, de subidas en luz, hidrocarburos… El dato frío recoge un 21% de incremento de las ventas en el extranjero con respecto a abril del 2021, que ya fue bueno, o un 20% del acumulado. Eso te dice que nada de lo que está pasando en el contexto internacional ha hecho mella en las exportaciones extremeñas. También tengo muy claro que Extremadura está de moda en estos momentos, nos guste o no; y a mí me gusta mucho.

¿Qué significa que 'está de moda'?

Que antes nos llegaban noticias de que con capital norteamericano, chino o de cualquier país fuera de la UE, se andaba rifando una inversión potente en Europa, y siempre pensaba que aterrizaría en Alemania, la República Checa o Francia; y que si venía a España iría a Cataluña, País Vasco o Madrid… Pero aquí, nunca. Ahora se ha dado un vuelco importante a la situación. Cualquier inversión que se plantee aterrizar en Europa, tiene a Extremadura ahora en ese catálogo de referencia de diez, doce o quince posibles ubicaciones. Nos vienen a ver personas con proyectos potentes y no habrían venido a Extremadura hace cinco o siete años, porque no se daban una serie de circunstancias que hacen que Extremadura sea ahora atractiva.

¿Suelo, sol, el agua, que dice el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara?

Siempre decimos que tenemos sol y agua, y es un potencial que ya teníamos hace 50 años y no venía ni una mala inversión. Había que desarrollarlo, y en los últimos años lo que se ha hecho es convertir ese sol en parques fotovoltaicos, que permiten firmar con sus propietarios acuerdos de suministro de energía para consumo y autoconsumo de empresas industriales que se instalen en la región. Eso es un punto importante de atracción; pero además se está impulsando en el mundo una economía circular, pero altamente consumista en agua, y Extremadura tiene agua embalsada y esperamos que por mucho tiempo. Y tenemos suelo, 41.000 kilómetros cuadrados; pero no estaban desarrollados y en los últimos años se han construido tres macroparques industriales con Expacio Navalmoral, Expacio Mérida y Plataforma Logística de Badajoz, que era inicialmente el más pequeño y ya se está planificando su ampliación. 

«La gigafactoría va a darle a Navalmoral la vuelta como un calcetín y va a generar economía en toda la región»

decoration

¿Esos megapolígonos son los que marcan la diferencia?

Hace unos meses, estando en una reunión, me pasaron una llamada urgente y muy importante en la que nos preguntaban si estábamos en disposición de ofrecer 1,2 millones de metros cuadrados en una única parcela dotada de potencia eléctrica suficiente, agua, gas y telecomunicaciones. Y la respuesta fue inmediata, sí podemos hacerlo. Tenemos la parcelas con todas sus dotaciones; no un campo en el que se puede hacer, no. Y solo Extremadura puede contestar afirmativamente a esa pregunta. 

¿En cuántos proyectos trabaja Avante ahora mismo?

Yo distingo entre grandes proyectos empresariales; pero no del tamaño de la gigafactoría, que es otra dimensión, con una inversión de 2.000 millones. Son grandes proyectos de entre 50 y 800 millones, y tenemos seis proyectos, de los que ya se conocen algunos como el de baterías de Badajoz, de el de semiconductores de Trujillo y la azucarera de Mérida.

¿Y hasta 50 millones?

Tenemos 54 proyectos que estamos analizando, algunos muy interesantes y es verdad que algunos también muy pequeños --¿Cuántos de esos saldrán? No lo sé. Pero que no se conviertan en realidad no es un fracaso, porque la estadística nos dice que de cada 10 proyectos que piensan instalarse en un territorio, que lo hagan finalmente tres o cuatro es un éxito. Si de esos 54 salen 10 u 11 proyectos, será un triunfo, porque estaríamos hablando de inversiones potentes y muy diseminadas en Extremadura.

¿La gigafactoría lo va a cambiar todo?

Este megaproyecto tiene un componente que a mí me gusta mucho, porque concentra un centro potentísimo en el polígono industrial de Navalmoral que va a darle la vuelta a Navalmoral como un calcetín, tanto en el aspecto urbanístico, como en el social y el económico. Pero no olvidemos que va a haber una potente industria auxiliar alimentando todo aquello, que va a generar unos 10.000 empleos; y esa industria auxiliar no tiene por qué estar en Navalmoral, y de hecho una parte de esa industria auxiliar va a estar dispersa por la región en Plasencia, Cáceres, Trujillo, Badajoz... Eso es lo importante de este tipo de proyectos, que generan economía en toda la región.

Todas las miradas están depositadas en ese megaproyecto de Navalmoral y su impacto ¿Hay capacidad de albergar toda esa industria auxiliar de la que habla? 

Ya estamos en estos momentos en una fase de ampliación de Expacio Navalmoral con 80 hectáreas más, porque sabemos que va a ser necesario nuevo suelo con las mismas prestaciones para la ubicación de todo lo que viene. No nos preocupa. Si hace falta más suelo industrial, lo habrá; en Navalmoral o en otros puntos de la región. Estamos ampliando o construyendo seis polígonos industriales.

¿Cómo fue el proceso de negociación con Envision?

No podemos dar muchos detalles por respeto a los promotores que son los dueños de toda esa información. Ha sido un proceso muy laborioso, porque había que conocer muy bien qué necesitan y ellos tenían que saber muy bien lo que nosotros podemos ofrecer. Se necesita mucha información, y concretar si lo que hay o lo que pueda poner coincide con los plazos en los que se necesita disponer de esos suministros… Fue un proceso laborioso y complicado. 

¿Esos otros proyectos auxiliares están sobre la mesa ya?

No, eso aún no. En absoluto. Estamos en la fase previa, en la que el promotor, Envision, tiene que empezar a hace el trabajo que le toca hacer y que se visualizará en el momento en el que esté construido. En los próximos meses y años iremos viendo toda la industria auxiliar que va a llegar relacionada con ese proyecto.

¿En todo ese proceso, qué posición va a ocupar Avante? ¿Van a participar o han solicitado hacerlo?

Desde el primer momento hemos ofrecido toda la colaboración. Pero es cierto que en un proyecto de 3.000 millones de euros de inversión, que Avante pueda aportar 3,5 u 8 millones, es ridículo y no soluciona nada. Pero somos conscientes de que los grandes proyectos requieren o piden la participación de la Junta de Extremadura en los primeros años. Son participaciones meramente testimoniales para que se visualice el apoyo público que venimos manifestando. y así lo hemos ofrecido. Pero no sabemos si están o no interesados. Y no pasa nada si no lo necesitan porque vamos a seguir trabajando igualmente para sacar adelante ese proyecto. 

«Hay otros seis proyectos de hasta 800 millones de inversión y 54 de hasta 50, algunos muy interesantes»

decoration

¿Las plataformas ferroviarias de mercancías no han sido un punto de interés en esos grandes proyectos?

Ha ayudado mucho. Todos los proyectos empresariales que están llegando a la región, además de pedirnos energía, agua suficiente y suelo industrial disponible, nos piden terminal ferroviaria al lado. Si no lo hay, tenemos un problema. Pero ahora las tenemos; la de Badajoz ha terminado ya la obra civil, y las de Mérida y Navalmoral se iniciarán antes de julio. Y tenemos una planificación de nuestra oferta logística, con nuevos servicios logísticos en los que estamos trabajando, como una nueva aduana multimodal, o una aduana que va a ser la más moderna de toda España. Todo eso nos hace ver con cierto optimismo el futuro inmediato y la parte que a mí más me importa: la llegada de grandes producciones industriales con fuertes volúmenes de empleo, salarios decentes y tributando en Extremadura. 

¿La incertidumbre en torno a si habrá o no mano de obra cualificada suficiente para esos proyectos está justificada?

Si nos pidieran toda esa mano de obra a la vez y dentro de seis meses, te digo que no tenemos capacidad de tener la mano de obra suficiente para todos los proyectos empresariales de los que estamos hablando y que se van a ir sustanciando en los tres próximos años. Pero ya en 2021 se sacó un decreto para simplificar la posibilidad de dar cualificación a la mano de obra en función de lo que requiera una empresa. Habrá mano de obra y capacidad para ser cualificada; y aquello en lo que se requieran hieperespecialistas, si no los tenemos, los buscaremos y los traeremos.

Compartir el artículo

stats