Kiosco

El Periódico Extremadura

segunda día de las fiestas emeritenses

Un día de la infancia muy inclusivo en Mérida

El recinto ferial acogió ayer una jornada con descuentos en el precio de las atracciones y sin hilo musical hasta las doce de la noche. «Como es más barato y sin ruido venimos para disfrutar con los niños», afirmó una visitante

Ambiente, ayer, en una de las atracciones de la Feria de Mérida. EL PERIÓDICO

El recinto ferial de Mérida vivió ayer una jornada de lo más inclusiva con la tradicional celebración del día de la infancia y el día sin ruido. Las atracciones incluyeron descuentos en el precio y hasta las doce de la noche no sonó el hilo musical. «Como es más barato y no hay ruido venimos para disfrutar con los niños», destacó Raquel Moscatel, que había acudido junto a su familia a disfrutar de la feria. «Por lo general no pensamos en la gente que no puede escuchar ruido y que el ayuntamiento haya decidido que por un día no se ponga música está muy bien», añadió Francisco Javier Ruiz.

La delegada de Inclusión y Diversidad Funcional, Susana Fajardo, recordó que la primera vez que se puso en marcha esta iniciativa fue en la feria de 2019 y tras el parón de la pandemia, se había decidido recuperarla. «Es una cuestión que además se ha extendido a otras festividades y celebraciones como la Semana Santa y la cabalgata de reyes, en la que hay un tramo sin ruido», apuntó. «El día sin ruido hace de nuestra feria un día más amable y más accesible. No hablamos solo de personas con autismo que puedan sufrir tener una sobrecarga sensorial, también hablamos de personas mayores o con baja tolerancia a los ruidos por los motivos que sean», puntualizó la delegada. 

Sobre la aplicación de descuentos en el precio de las atracciones, opiniones variadas entre los feriantes consultados. «Es un hecho que con los descuentos la gente se anima más, entonces al fin y al cabo te acaba compensando porque los padres montan más veces a sus hijos en las tracciones y eso suple la bajada de precio», afirmó el feriante Antonio Sansegundo. «No nos compensa para nada reducir el precio de la entrada, pero si es verdad que por un día tampoco pasa nada, porque si nos lo pusieran todos los días de la feria no nos rentaría en absoluto. Al ser un día no nos importa bajarle el precio», dijo José Manuel Conejo.

El día sin ruido no es la única medida inclusiva que se pone en marcha en la feria, ya que desde 2019 también se edita un programa en lectura fácil, además de que en el día del encendido del alumbrado se dispuso de intérpretes de lenguas de signos para que fuera accesible a todas las personas con discapacidad auditiva. «Otra medida que hacemos es la creación de un plano cognitivo, que permita a las personas situarse dentro del espacio del recinto ferial. Este año lo hemos llevado físicamente situado al lado de la portada, de manera que no hace falta que busquen donde están específicamente los puestos o las casetas, si no que se sitúa en el plano para ir de una manera más directa a las áreas que realmente le interese», informó Fajardo. 

Por otra parte, indicar que la tradicional revista de la Feria de Mérida 2022, que edita el Ayuntamiento de Mérida, ya se puede recoger en la puerta del consistorio, de manera gratuita, o descargarse en la web municipal. La revista, con 60 páginas a color, recoge un amplio resumen fotográfico del año transcurrido desde la pasada edición de la Feria, así como artículos sobre temas de interés de la ciudad escritos por colaboradores que, de forma desinteresada, participan en la publicación.

Compartir el artículo

stats