Kiosco

El Periódico Extremadura

ACTO DE COLOCACIÓN DE LA PRIMERA PIEDRA

'El Escobar' procesará 700 toneladas de fruta al día tras una inversión de 28,6 millones

Comienzan las obras de reconstrucción de la central hortofrutícola calcinada el pasado verano a las afueras de Mérida. La nueva planta estará operativa para la campaña de 2023 y en ella trabajarán unas 400 personas

Colocación de la primera piedra para las obras de reconstrucción de 'El Escobar'. EL PERIÓDICO

Arrancan las obras de reconstrucción de la central hortofrutícola 'El Escobar', a las afueras de Mérida, después de que el pasado 26 de agosto acabara siendo pasto de las llamas por un incendio del que aún se desconocen las causas. La previsión es que la nueva planta esté en funcionamiento en mayo del próximo año, tras una inversión de 26,7 millones de euros. Las instalaciones contarán con 21.500 metros cuadrados edificados, en ellas trabajarán unas 400 personas, y tendrán capacidad para transformar 700 toneladas de fruta al día.

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; la delegada del Gobierno, Yolanda García Seco; y el alcalde de Mérida, Antonio Rodríguez Osuna, han participado este miércoles en el acto de colocación de la primera piedra de la nueva central, junto al gerente de la fábrica, Natalio Caballero; y Jordi Catalá, en representación del Grupo Catalá, propietario de la industria. También han acudido un numerosos grupo de trabajadores de la empresa y algunos de los bomberos que actuaron en el incendio.

Caballero ha asegurado que esta central resurgirá de las cenizas "como el ave Fénix", al tiempo que ha valorado el apoyo recibido por parte de las administraciones, a las que ha reclamado su colaboración para agilizar los trámites. En esta línea, resaltar que la planta será sostenible, responde a la idea de economía verde y circular, contará con tecnología 4.0 y tendrá equipos de envasado y procesado automatizados, por lo que será una de las más modernas de España y Europa.

Cabe recordar que la planta daba trabajo a unas 300 personas, en su mayoría mujeres, de Mérida, Calamonte y la comarca. La destrucción de la instalación obligó a trabajar su fruta en otras centrales extremeñas. Sobre la situación de los empleados, Caballero ha explicado que tras el incendio los trabajadores fueron recolocados en otras centrales y fincas del grupo, y hasta que esté en funcionamiento la nueva central, se van a trasladar en autobuses para trabajar en Badajoz.

Rosario Lechón comenzó a trabajar en El Escobar cuando apenas tenía 17 años y ya suma más de tres décadas como empleada de esta fábrica. Esta calamonteña, que se encontraba trabajando en la línea de envasado cuando ocurrió el incendio, recuerda cómo lo vivió: «La verdad es que no me puse nerviosa porque la evacuación se hizo muy bien, pero fue una catástrofe y aún me entran ganas de llorar al recordarlo, porque no daba crédito de que después de tantos años la nave se quedara en nada por el fuego».

El origen de las llamas tuvo lugar en la parte exterior del almacén, donde había materiales inflamables, y pudo deberse a un cortocircuito, según trasladaron los bomberos a Caballero, quien ha apuntado que la aseguradora sigue estudiando las causas.  Por su parte, el presidente extremeño destacó en el acto la importancia de poder contar en la vida con «segundas oportunidades», lo que no siempre ocurre, además de que la tramitación de la nueva fábrica se haya conseguido en siete meses, lo que «no ocurre en ningún lugar del mundo». Por último, indicar que el Grupo Catalá produce en la región entre 25 y 30 millones de kilos de fruta de hueso cada año, principalmente nectarina, melocotón y ciruelas.

Compartir el artículo

stats