Kiosco

El Periódico Extremadura

la visión de las agencias de viajes

Las vacaciones de los emeritenses, cerca y en la playa

Pese al alza de los precios no renuncian a viajar, sobre todo con reservas de última hora. Septiembre sigue siendo el mes favorito pero este año agosto está siendo «movidito»

Dos personas miran el escaparate de la agencia de viajes Galan Tours. EL PERIÓDICO

Un 2022 semejante al 2019. Pese al alza de los precios los emeritenses no han renunciado a viajar este verano, aunque lo harán mayoritariamente a destinos cercanos y aprovechando las reservas de última hora. Las agencias de viajes de la ciudad confirman que el destino por excelencia sigue siendo la playa y la Feria de Septiembre el momento favorito para «coger las maletas e irse», aunque este año ha sorprendido que los más previsores hayan optado por adelantarse a agosto. 

«Este año hemos casi vuelto a la normalidad», afirma Ángel Reyes Silvero, propietario de la agencia de viajes ‘Valsol Tour’. Apunta que las reservas han aumentado tras los dos años de pandemia y en su caso, aprecia una vuelta a la tendencia ascendente de 2019. «Las ventas son prácticamente las mismas». «La crisis del covid ha pasado y los clientes han perdido el miedo a viajar en cualquier tipo de transporte», afirma. 

Y es que ahora lo que se necesita son «días de playa y días de descanso», dice Loli Díaz desde ‘Viajes Galán Tour. Apunta que este año la duración de los viajes se ha reducido (de tres a cinco noches) con un gasto medio de entre 1.000 y 1.500 euros por familia.  

José Antonio Rodríguez, de Viajes José Antonio, añade que «la temporada de oro para Mérida» es el mes de septiembre. En estas fechas los emeritenses aprovechan la semana de la feria y el puente del Día de Extremadura para cogerse unas «buenas vacaciones». Sin embargo cada vez es más habitual viajar también en otras fechas del verano. Agosto solía ser un mes tranquilo porque tradicionalmente ha sido el más caro para viajar, pero este año la cosa cambiado y según Loli de Galán Tour, «la gente ha tenido muchas vacaciones en agosto». «Ha sido un mes movidito», afirma. 

Ya no continúa la tendencia de que el viajero reserve con antelación. «Los clientes suelen esperarse a última hora por que suelen salir nuevas ofertas», explica Ángel en Valsol. No obstante, dice que «este año los que han reservado con antelación, entre los meses de enero a mayo, han salido con muy buenos precios», si bien «son la minoría». No obstante, tal y como está la situación, el tema de precios es algo voluble. Ángel explica que una reserva que a día de hoy puede estar entorno a los 1.800 euros, cogiéndola con tiempo puede costar unos 1.000 euros, casi un 70% menos. Pero también es cierto que suelen salir «muchas ofertas a última hora», los clientes lo saben y las aprovechan. 

Los destinos favoritos 

Los destinos de playa destacan en los viajes nacionales, «lo normal es que la gente haga vacacional de playa», afirma Loli desde Galán Tours. En el primer lugar se posicionan las costas andaluzas de Huelva y Cádiz por su cercanía. No obstante, es cierto que las agencias de viajes advierten que «la capacidad de ambas comunidades es menor que en otros sitios, con lo cual los precios suben», y aconsejan otros lugares como Costa del Sol y Benidorm que son «más asequibles» y muy solicitados en vacaciones estivales. 

Respecto al turismo de interior, tan solo «un 30%» de los emeritenses lo prefieren. En estos lugares destacan Galicia y Cantabria y suelen pedir que «todo esté organizado con pensión completa», declara José Antonio. 

Por su parte, entre los destinos preferidos de larga distancia destacan Estados Unidos, Cuba, Costa Rica, México y el Caribe. Y es que por muy sorprendente que parezca, este año «irse de vacaciones al Caribe es casi más barato que irse a Huelva y Cádiz». En destinos de media distancia, Europa continúa manteniendo las demandas, sobre todo en capitales como Roma y París. Pese a que Europa sea recurrente a la hora de viajar para todos, los emeritenses «se han recortado un poco este año». «Entre la guerra de Ucrania y como la inflación fue disparando los precios», se ha notado un descenso de la demanda, declara Loli desde Galán Tours. 

¿Qué pasará tras el verano?

A pesar del repunte de viajes en este verano, según la agencia de viajes Galán Tour las perspectivas del sector no son nada optimistas de cara a los meses de septiembre y octubre. «No sabemos qué va a pasar en los próximos meses después de verano, estamos temiendo una leche monumental», afirma Loli. Y es que este año la gente tiene ganas de salir tras dos años de pandemia y se adapta al precio, por lo que muchos vaticinan ya que el problema real vendrá el año que viene, porque ahora nadie ahorra.

Compartir el artículo

stats