+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

La periodista y escritora reivindica un tren digno para potenciar el desarrollo económico y social

Rosa Montero: "Cáceres es un pedazo de ciudad y no puede ser objeto de maltrato y abandono"

Achaca las palabras de la alcaldesa criticando su artículo a una reacción de "madre" protegiendo a su "hijo"

 

Rosa Montero en la fundación. - EUROPA PRESS

EUROPA PRESS
14/02/2019

La escritora y periodista Rosa Montero, que esta tarde recogerá el XI Premio Internacional de Periodismo Ciudad de Cáceres por su artículo 'Una ballena varada en una playa', publicado en El País Semanal el 9 de diciembre de 2018, cree que "no se puede permitir" que una ciudad como la capital cacereña, a la que ha calificado de "mágica" y con esa "tradición histórica y riqueza arquitectónica", carezca de infraestructuras como un tren digno para potenciar su desarrollo económico y social.

"Cáceres es un pedazo de ciudad y no puede ser objeto de maltrato y abandono", ha resaltado Montero, mientras explica que fue una foto de la multitudinaria manifestación del 18 de noviembre en la capital cacereña reivindicando un tren digno, lo que la "removió" y la empujó a escribir este artículo que ha sido merecedor del certamen que convoca cada año la Fundación Mercedes Calles y Carlos Ballesteros (FMCCB) y que está dotado con 15.000 euros.

El jurado destacó que el artículo "señala la belleza indiscutible de la ciudad de Cáceres y la necesidad de su integración en el mundo de las comunicaciones del siglo XXI para poder desarrollar todo su potencial turístico, económico y cultural". Montero comparaba la ciudad con una ballena que "agoniza" varada en una playa porque no tiene medios para salir a mar abierto.

Cuando se publicó, la alcaldesa de la ciudad, Elena Nevado, dijo que la escritora hablada desde el "desconocimiento de la realidad". Rosa Montero, al ser preguntada por este asunto, ha dicho este jueves que estas declaraciones de la regidora se parecen a una reacción de "madre" que "protege" a su "hijo".

"Yo creo que es conmovedor que la alcaldesa le tenga ese cariño a su ciudad, pero también creo que es un malentendido y que no es sana esa idea y ese sentido de orgullo patriochiquero que nos hace impedir asumir las partes faltantes que pueda tener nuestro querídisimo lugar de nacimiento", ha dicho.

Por eso, ha incidido en que su artículo pretendía, precisamente, llamar la atención sobre que "algo estamos haciendo mal" cuando una ciudad como Cáceres, "con una belleza que sobrecoge", tiene que salir a la calle a protestar por tener unas infraestructuras ferroviarias del siglo XIX.

Síndrome de Stendhal

Montero ha relatado que la primera vez que llegó a Cáceres tenía 20 años y lo hizo "por casualidad" de camino a Portugal. "Me quedé pillada y casi me desmayo", ha espetado, al tiempo que destaca que la ciudad tiene "coherencia arquitectónica, histórica y espacial".

Por eso, asegura que sufrió un tipo de síndrome de Stendhal similar al que algunos turistas experimentan cuando presencian obras de arte. "Acababa de llegar de Florencia y pensé que esto también era una belleza sobrecogedora", ha apuntado. Montero insiste en que su artículo pretendía llamar la atención sobre la dicotomía entre la riqueza histórica de la ciudad y la escasez de medios para potenciarla.

Por ello defiende la idea de que, en materia ferroviaria, se ha apostado más por el AVE que por los trenes convencionales cuando, a lo mejor, "hay que cambiar el modelo de desarrollo" e invertir en llevar infraestructuras que lleguen a todos los territorios y a todas las personas para evitar "la segunda oleada de despoblación que está sufriendo el país" por falta de oportunidades.

Futuro del periodismo

En su intervención también ha reflexionado sobre el futuro del periodismo, una profesión que ejerce desde hace casi cincuenta años, y de la que ha dicho que está "en una travesía por el desierto" debido, en parte, a la irrupción de las nuevas tecnologías y por los coletazos de la crisis económica que ha dado al traste con el papel.

"Todavía no hemos encontrado el medio de supervivencia", ha subrayado, si bien se muestra optimista porque cree que el cambio de concepto y la aceptación del pago por "lo digital" podría vislumbrar una solución para la profesión.

No obstante, critica el adelgazamiento de las redacciones de los medios de comunicación, que trabajan con un tercio de la plantilla de hace unos años, y los despidos de periodistas "seniors" para contratar a "juniors" con "sueldos de esclavos". "Muchas empresas periodísticas han perdido el norte y se han pasado al sensacionalismo pero tenemos que salir de ahí y encontrar un equilibrio porque el sistema democrático necesita una prensa fuerte e independiente para sobrevivir", ha concluido.

Numerosos premios

Rosa Montero (Madrid, 1951), una de las novelistas más leídas en lengua española, es Premio Nacional de las Letras y Premio Nacional de Periodismo. También cuenta en su haber con el Premio Grinzane Cavour en Italia, el Roman Primeur o del Festival de Literaturas Europeas, al que ahora sumará el XI Premio Internacional de Periodismo Ciudad de Cáceres.

"Me hace mucha ilusión", ha dicho sobre el galardón, que supone un empujón a su carrera porque después de cuarenta años escribiendo artículos "una cree que ya lo ha escrito todo", señala. "Ahora llega un premio así y te ayuda a seguir", señala mientras defiende que estos certámenes "siempre" aportan "algo positivo" porque son "una herramienta lícita y necesaria para los escritores".

El Premio Internacional de Periodismo fue creado por la Fundación Mercedes Calles y Carlos Ballestero para "difundir los atractivos de la ciudad de Cáceres" y premiar el mejor artículo o reportaje relacionado con la ciudad y que pusiera de relieve sus valores sociales, humanos, culturales, artísticos o monumentales.

En ediciones anteriores han sido premiados los autores Marta Sanz, Eugenio Fuentes, Troy Nahumko, Juan José Ventura (Mención de honor), Juan Manuel de Prada, Carmen Posadas, Carlos Marzal, César Antonio Molina, Antonio Colinas, Diego Doncel y Antonio Lucas.