Con el cambio climático, las olas de calor son un fenómeno que cada vez van a ser más recurrentes, especialmente en España y Extremadura.

Según la definición de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), estos acontecimientos consisten en episodios de "temperaturas anormalmente altas", las cuales se "mantienen varios días y afectan a una parte importante de nuestra geografía."

Además de compartir predicciones meteorológicasMario Picazo se mantiene muy activo en el objetivo de visibilizar el cambio climático y sus consecuencias, así como otros fenómenos naturales o curiosidades que están ocurriendo en cualquier parte del mundo.

Picazo ha dado a conocer en el programa de RTVE 'Aquí la Tierra' un alimento que se adapta a las olas de calor: el arroz 'anticambio climático'.

Según ha dado a conocer Picazo mediante una retransmisión desde Los Ángeles (California, Estados Unidos), las olas de calor provocan cada año la muerte de "cerca de 350.000 personas" cada año, lo que supone un aumento del 70% tan solo desde el año 2017 hasta el 2022.

Tal y como explicó en el programa, científicos del Reino Unido han observado que hay un periodo de retorno de las olas de calor cada vez más brusco. Por ejemplo, una de las más estudiadas ha sido la ola de calor de Norteamérica en el mes de junio de 2021, la cual afectó especialmente a Canadá, y que tuvo temperaturas récord de hasta 49,6 grados, en una pequeña localidad del país llamada Lytton.

Según el presentador, el principal problema reside en que las olas de calor "empiezan a llegar a sitios poco habituales", donde no están acostumbrados a dicho fenómeno y tienen una dificultad mayor para adaptarse. Por lo que el meteorólogo recomienda que se deben predecir "con más exactitud."

Mayor exportador de arroz

Asimismo, el programa ha dado a conocer que en Filipinas, uno de los mayores exportadores de arroz a nivel mundial, los expertos han diseñado un arroz que es "mucho más resistente a las sequías e inundaciones." Este logro se ha dado gracias a que los expertos han analizado y recogido datos de cada uno de los "granitos" de arroz resistentes a fenómenos meteorológicos, y han "introducido en el arroz común" la "genética" de estos.

Dicho método permite al país filipino tener arroz cuando se producen grandes inundaciones o sequías (como las sucedidas en Filipinas en 2019), o tener arroz incluso "cuando sube el nivel del mar y hay más salinidad".

Picazo concluye que se trata de una "gran fórmula", que se podría aplicar en nuestro país, debido a la importancia de este alimento no solo en nuestra gastronomía, sino a nivel mundial, ya que da de comer a millones de personas del mundo entero "sea cual sea el clima en el que vamos a vivir".