La extinción silenciosa hace mella en las abejas. Aunque ya varias organizaciones se han encargado de poner el foco en esta dramática situación, lo cierto es que los plaguicidas, la pérdida de hábitat, el urbanismo desmesurado y el cambio climático están poniendo en riesgo, según los expertos, la supervivencia de las más de mil especies diferentes de abejas que existen en España, cuya conservación resulta crucial para preservar la biodiversidad y los ecosistemas. 

Abejas madre hurdanas

Precisamente, Las Hurdes se caracteriza por ser un paraíso de la biodiversidad, donde el urbanismo salvaje contrasta con su humilde arquitectura de pizarra. Sabedores de este valor, la Diputación Provincial creará un centro de abejas madre de referencia nacional e internacional, para luchar por preservar esa biodiversidad tan característica. «Será desde esa lucha desde donde nos podamos asomar a un futuro mejor. Y nadie mejor que los apicultores y apicultoras saben lo que está afectando a abejas y colmenas la sequía de los últimos meses, y lo digo tras estas últimas lluvias que no han solucionado el problema; como es que esta última campaña quizá sea una campaña para el olvido». Son palabras del presidente de la Diputación Provincial, Carlos Carlos, que lanzó en la la VIII Feria Internacional de Apicultura y Turismo de Las Hurdes en Caminomorisco, evento de referencia para el sector apícola en la región.

Situada en el extremo más septentrional de Extremadura, la comarca de las Hurdes es una de las áreas productivas con mayor prestigio apícola. En ella hay 300.000 colmenas, cuenta Anastasio Marcos, heredero de una tradición consolidada por su padre, el popular Tío Picho. «El clima, en esta zona, es templado y con una variada vegetación con extensos bosques. Todo ello ha dado lugar a que esta zona se haya ido convirtiendo, en estas últimas décadas, en una de las potencias apícolas más importantes de Europa», apunta Marcos, que posee 1.500 de esas 300.000 colmenas y cada año Anastasio elabora 12.000 kilos de miel premium, además de 3.000 kilos de polen y jalea real.

Apicultor por un día

Además, Las Hurdes sabe exprimir el potencial turístico que le concede la apicultura. En Caminomorisco ofrecen una experiencia inmersiva para conocer todo el proceso de la producción de miel y cómo se crean los enjambres, de la mano de Sabores Hurdanos. La experiencia ofrece aprender y participar de la mano de un experto apicultor local, el arte de la apicultura: cómo se recolectan la miel o el polen, cómo hacen las abejas el propoleo, como se extrae el veneno de abejas, cómo se hace un nuevo enjambre. Por eso, uno de los futuros de Las Hurdes reside en el gran potencial de las abejas.