Kiosco El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

RED DE CARRETERAS AUTONÓMICAS

La Junta licita la actualización de la EX-A1 hasta Portugal

Invertirá 637.000 euros en adecuar el proyecto del último tramo, de Moraleja a Monfortinho, cuyas obras quiere iniciar en el año 2024. Portugal trabaja ya en el tramo hasta Castelo Branco pero renuncia a la autovía: será una carretera "de alta capacidad"

Tramo de autovia Ex A1 cerca de Plasencia. TONI GUDIEL

Ocho años después, se retoma la unión del norte de Extremadura con Portugal por autovía. La Consejería de Movilidad, Transporte y Vivienda ha sacado este lunes a licitación la actualización del proyecto para finalizar la Ex-A1, cuyas obras se quieren retomar en el año 2024. Quedan por construir los 18 kilómetros que unen Moraleja con la localidad lusa de Monfortinho, un tramo que tiene todos los estudios desde el año 2007 y que está pendiente de ejecución desde que en 2014 entrara en servicio el último construido. 

El contrato, que se puede consultar en la Plataforma de Contratación del Sector Público, se divide en dos lotes: Moraleja Oeste-Cilleros y Cilleros-Portugal. Ambos se tramitan por la vía anticipada, ya que la previsión de la Junta es disponer del proyecto actualizado a principios de 2024 «para iniciar las obras a la mayor brevedad posible», según se explica en la memoria justificativa. Las empresas interesadas podrán presentar ofertas hasta el 12 de enero y el plazo que se da para modificar el proyecto «conforme a las necesidades actuales» es de 10 meses. 

Se considera una infraestructura vital para Cáceres, que prodrá acceder a los principales centros industriales, económicos y administrativos de la zona centro y oriental española evitando el paso por Plasencia , Coria y Navalmoral

decoration

La Ex-A1 forma parte del primer grupo de autovías autonómicas que planteó construir la Junta de Extremadura a principios de la década de los 2000, pero su finalización se topó de lleno con la crisis económica del año 2008. El último tramo entró en servicio en 2014 y desde entonces quedan pendientes los 18 kilómetros que unen Moraleja con la frontera portuguesa en Monfortinho.

El pasado octubre, la consejera de Movilidad, Transporte y Vivienda, Leire Iglesias, avanzó en el pleno de la Asamblea la intención de la Junta de finalizar esta infraestructura, con la que se quiere proporcionar a la ciudad de Cáceres y su entorno «una vía de gran capacidad que recolecte el tráfico existente y lo conecte con Madrid a través de la A-5». De esta forma, se indica en la documentación que acompaña a los pliegos, la capital cacereña «prodrá acceder a los centros industriales, económicos y administrativos principales de la zona centro y oriental española, evitando las travesías de núcleos de población como Plasencia , Coria y Navalmoral de la Mata, hasta la frontera con Portugal». 

Reivindicación de alcaldes y empresarios

No en vano, en los últimos meses alcaldes y empresarios de toda la provincia de Cáceres han venido reclamando que la vía se finalizara y aunque todavía habrá que seguir esperando para que se inicien las obras, ocho años después la Junta dará el primer paso con la actualización del proyecto. Desde el gobierno extremeño siempre se ha mantenido que cuando Portugal decidiera hacer el enlace entre Castelo Branco y Monfortinho, la Junta acometería el tramo que va desde Moraleja hasta Monfortinho, permitiendo así la conexión entre Lisboa y Madrid por el norte de Extremadura, el segundo gran enlace entre las dos capitales junto al tramo Badajoz-Évora. Y finalmente así se hará, aunque desde Portugal las noticias no del todo buenas para Extremadura. 

El país luso trabaja para culminar la prolongación de la Ex-A1 en el tramo entre Monfortinho y Castelo Branco, pero renuncia a la autovía inicialmente planteada y en su lugar opta por una vía «de alta capacidad» con la previsión de que el trazado esté concluido a finales del próximo año. Al otro lado de la Raya son un total de 63 kilómetros pendientes: 38 que se habilitarán sobre el trazado que ya existe y 25 de nueva construcción que ahora se plantean como una vía de altas capacidades para conectar con la A-23.

Compartir el artículo

stats