¿Te has pregunto alguna vez si hablar y escribes con corrección y según las normas de la Real Academia Española (RAE)? Y ¿el vocabulario? En muchas ocasiones no somos conscientes de las incorrecciones y hasta porfiamos si alguien nos corrige. Otras veces ni sabíamos que esas palabras eran erróneas porque en tu lugar de origen de pronuncian o se escriben mal.

Te proponemos un juego de la mano de los pedagogos de Rubio, que ha elaborado una lista de barbarismos o de palabras que usamos con frecuencia mal. Ponte a prueba y, en aquellas que fallas, todavía puedes enmendarte.

 A continuación, y en negrita, los términos correctos.

  1. Idiosincracia - Idiosincrasia (¿Tal vez por la terminación similar a palabras como 'democracia', aventuramos nosotras).
  2. Preveer - Prever (Puede deberse a la confusión con el verbo proveer).
  3. Beneficiencia - Beneficencia. (Tal vez se escriba incorrectamente por su parecido con la palabra ciencia).
  4. Visicitud - Vicisitud
  5. Suscinto - Sucinto
  6. Aférrimo - Acérrimo
  7. Excéptico - Escéptico
  8. Convalescencia - Convalecencia
  9. Discrección - Discreción.
  10. Esplanada - Explanada
  11. Innundación - Inundación
  12. Fideligno - Fidedigno
  13. Fregaplatos - Friegaplatos
  14. Inexcrutable - Inescrutable
  15. Misógeno - Misógino
  16. Prevadicación - Prevaricación
  17. Subrealista - Surrealista
  18. Sujección - Sujeción
  19. Transtornado - Trastornado
  20. Exalar - Exhalar
  21. Exhuberante - Exuberante
  22. Exumar - Exhumar. (Proviene del latín ex + humus (Tierra)
  23. Exausto - Exhausto
  24. Exibir - Exhibir
  25. Exortar - Exhortar

¿Has pasado el examen? El equipo de Rubio nos facilita unas anotaciones para que entendamos el origen de estos fallos y los evitemos:

1. A la hora de escribir, la confusión de consonantes con fonemas similares es un problema muy habitual tanto en mayores, como en pequeños. Los ejemplos más sonados son la confusión entre la B y la V ('estava', en lugar de estaba), entre la J y la G ('extrangero', en lugar de extranjero) o la X y la S ('esplanada', por explanada).

2. Algunos prefijos como SUB o TRANS pueden dar lugar a confusión, como por ejemplo decir 'subrealista', en lugar de surrealista, o 'transtornado' en lugar de trastornado. Algunos ejemplos de buen uso de estos prefijos serían las palabras submarino o transatlántico.

3. Las palabras que incluyen la grafía XH son usualmente escritas de forma incorrecta, dada la no sonoridad de la letra H. Como muestra de ello, tenemos 'exalar', en lugar de exhalar; 'exhuberante', en lugar de exuberante; o 'exhorbitante', en lugar de exorbitante.

4. Los fallos de concordancia o de construcción de las palabras son muy comunes, especialmente los errores relacionados con el género o número. El plural de pies se mantiene igual, sería un error escribir pieses, o el género como 'la mar' o 'la calor', en lugar de 'el mar' o 'el calor'.

5. En ocasiones, los extranjerismos también son considerados como barbarismos. Algún ejemplo de este tipo de palabra son el famoso fútbol, que proviene de la palabra inglesa 'football', o baguete, de la palabra francesa 'baguette'.