El pleno del Ayuntamiento de Cáceres aprobará este jueves el programa de ejecución del centro comercial Way que se proyecta en la parcela del antiguo matadero, junto al hipermercado de Carrefour. Con esta decisión se pone fin a una tramitación que se inició hace veinte meses cuando la promotora presentó en el ayuntamiento la consulta de viabilidad. Con el programa aprobado, que incluye además el proyecto de urbanización, la empresa promotora, Kronos, puede iniciar en unas semanas el acondicionamiento de la parcela con el acceso a la avenida de las Arenas, los viarios interiores y los aparcamientos. El plazo de ejecución es de cinco meses, según el documento de gestión del programa.

Los edificios del centro comercial se acometerán en dos fases. El plazo de la primera, con dos edificios, es de un año desde la concesión de la licencia de obra. Su inicio dependerá de lo que se tarde en autorizar el permiso y en el trabajo de la urbanización. La primera fase podría estar abierta en el primer semestre de 2023. El coste de la urbanización se presupuesta en 1,2 millones de euros, un gasto que se suma a los 2,7 millones que Kronos pagó al Sareb por la parcela del antiguo matadero. La inversión inicial es de 3,8 millones, a la que se sumará la de los edificios que se levantarán y lo que se haya pagado por la parcela colindante que se destinaría a aparcamiento. 

De todos los proyectos de nuevos espacios comerciales que actualmente se están tramitando en Cáceres, el de Kronos es el que se empezará a ejecutar antes. Está en una fase de tramitación más avanzada que otros. Además que se haya tardado solo 20 meses en toda su tramitación previa a la obra es un periodo muy corto si se compara con otras iniciativas.

El centro comercial y de ocio contará con cinco edificios. Los dos de la primera fase y los otros tres en la segunda, cuyo plazo es también de doce meses a partir de la concesión de su correspondiente permiso para las obra. Esta segunda fase necesitará de una modificación del plan general de urbanismo para que aumente la edificabilidad comercial a costa de la recreativa y de la hotelera que actualmente se permite en la parcela. La edificabilidad total autorizada por el plan general de urbanismo es de 26.248 metros cuadrados, no llega a un metro edificable por metro de superficie en una parcela que tiene una extensión de tres hectáreas.

La aprobación del programa de ejecución se pudo haber hecho en septiembre, pero alegaciones, dos de ellas entregadas en los últimos días del plazo de la exposición pública y otra de la propia promotora, han retrasado hasta noviembre la aprobación del programa de ejecución del nuevo centro.

Ubicación del centro comercial.

Ubicación del centro comercial. EL PERIÓDICO

En una de estas alegaciones, que presentó Carrefour Property, el competidor más cercano del nuevo centro comercial ya que su gran superficie lindará con la de Kronos, se cuestiona el estudio de tráfico que se incluye en el programa de ejecución y también que no se hubiera hecho un mayor análisis que asegure que los accesos al nuevo espacio comercial son adecuados y no van a generar retenciones que acaben afectando a la entrada y salida del Carrefour. En la conclusión del análisis de tráfico encargado por la empresa de alimentación se apunta que «habrá un perjuicio claro en los accesos» a su hiper con «un aumento del grado de saturación».

Carrefour no ha sido el único que ha puesto objeciones a los accesos al nuevo centro comercial. El informe de Demarcación de Carreteras, emitido porque el acceso desde la avenida de las Arenas era por una carretera nacional (N-521), fue desfavorable. La razón fue que no se cumplía con las prescripciones establecidas en la orden de Ministerio de Fomento sobre el trazado de las carreteras. Esto se ha solventado con la aceptación por parte del ayuntamiento de la cesión de este tramo por Demarcación, una decisión que también se aprueba en el pleno de este jueves. Al pasar a ser de titularidad local y convertirse en un tramo urbano, ya no es necesaria la aplicación de la Ley de Carreteras y de toda su normativa técnica complementaria que provocaba el informe en contra que emitió Demarcación de Carreteras, un documento en el que también se alertaba de que se producirán colas y retenciones en los accesos a la vía de servicio del nuevo centro.

La alegación de Carrefour se desestimó en base al informe del servicio de Infraestructuras del consistorio, que concluyó que con la cesión al ayuntamiento de este tramo de la avenida, incluida dos glorietas, se entiende «suficiente» el acceso que se proyecta en el estudio de tráfico del programa de ejecución. Además se recordó en este informe que el plan general de urbanismo «no contempla necesario un acceso alternativo al desarrollo -de la parcela- presentado» por Kronos, añadiendo que la aprobación del plan general ya tuvo «su oportuno periodo de información pública» sin que conste alegación por parte de Carrefour. Esta empresa ya planteó objeciones al acceso que se proyectó en el anterior intento de desarrollar la parcela del antiguo matadero. Se diseñó por la zona donde está la gasolinera. Litigó y ganó en los tribunales.

El informe de Adif, emitido por la cercanía del tren a la parcela que se destinará a usos comerciales, no puso grandes objeciones al proyecto, solo planteó la realización de algunas correcciones en el programa de ejecución.

Las únicas alegaciones que se han aceptado en el proceso previo a la aprobación definitiva del programa de ejecución son las que presentó Kronos, subsanaciones en relación a las alturas de las edificaciones y los retranqueos.

En los dos edificios que se proyectan para la primera fase, la edificabilidad es de 12.067 metros cuadrados. En la segunda fase son 13.405 metros cuadrados. En el programa se define el acceso al centro desde la avenida de las Arenas y se plantea una vía de servicio con cuñas reducidas de velocidad, ramales de salida y entrada a la avenida de las Arenas y una modificación de la parada de autobús. En los accesos es donde se diseñan los dos espacios verdes con los que contará la parcela del antiguo matadero cuando se urbanice. Dentro de esta parcela, que tiene una superficie de 3 hectáreas, se proyectan un total de 308 plazas para aparcamiento, que no será el total del centro comercial, dado que la promotora tiene en proyecto ampliar las plazas en superficie en la parcela colindante. Todo el acceso se concentrará en los ramales de entrada y salida a la avenida de las Arenas. En el trabajo de campo realizado en este tramo se detectó una intensidad media de tráfico de 13.221 vehículos al día, cantidad que está en la media de la registrada en la estación de medición que hay en la zona, que contabilizó una media de 13.033 en 2017 y 13.609 en 2018.