La Asociación Memorial en el Cementerio de Cáceres (Amececa) se ha congratulado de que el Ministerio de Trabajo haya anunciado que eliminará los símbolos franquistas de los edificios que dependan de dicho organismo, "incluido el edificio del antiguo sindicato vertical de Cáceres". El edificio en cuestión, construido en 1960 y que tiene su fachada principal en la antigua avenida Primo de Rivera (ahora Clara Campoamor), luce un escudo franquista (con el yugo y la flecha) así como del símbolo del sindicato de vivienda. El edificio fue sede de la organización sindical del franquismo y del Ministerio de Trabajo, y es patrimonio de la Administración General del Estado. Actualmente, está cedido a los sindicatos Comisiones Obreras, UGT y a la Federación Empresarial Cacereña. El inmueble se encuentra catalogado como bien protegido en el Plan General Municipal (PGM), por lo que rige un nivel de protección estructural que prohíbe demolerlo y limita las acciones a reformas puntuales.

El inmueble se encuentra catalogado como bien protegido en el Plan General Municipal (PGM)

Solicitudes

El colectivo recuerda que «desde hace ya varios años, desarrollamos una campaña reivindicativa que tiene como objetivo la retirada de los símbolos franquistas de Cáceres», incluida la Cruz de los Caídos de Plaza América. La asociación ha solicitado la eliminación de estos símbolos en diversas ocasiones. Así, «desde el 22 de octubre de 2018 hasta la fecha, en las diferentes reuniones que hemos mantenido con la Subdelegación del Gobierno en Cáceres para abordar asuntos relacionados con la Memoria Histórica y Democrática le planteamos el tema antes aludido». Por otra parte, el 22 de junio de 2021 varios representantes de Amececa aseguran que "mantuvimos una reunión telemática con la Secretaría de Estado de Memoria Democrática en la que le llamamos la atención sobre esta cuestión ya que suponía un claro incumplimiento de la denominada Ley de Memoria Histórica". 

En 2015

En 2015, el abogado madrileño Eduardo Ranz registró en el Ayuntamiento de Cáceres un escrito en el que solicitaba la eliminación de este símbolo, en virtud del cumplimiento del artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica. Y en septiembre de 2019, el Gobierno local anunciaba que se tramitaba la licencia de obra para dar luz verde a la eliminación del escudo franquista en el edificio sindical.

Edificio sindical en Cáceres. EL PERIÓDICO

Cumplir la ley

En noviembre Amececa hacía público que había solicitado al alcalde de Cáceres, Luis Salaya, la retirada de la Cruz de los Caídos de la Plaza de América y le recordaba que la reciente Ley 20/2022, de 19 de octubre, de Memoria Democrática, regula la actuación en relación a símbolos, elementos y actos contrarios a la memoria histórica. Por lo que entienden que, al amparo de la legislación actual, la retirada de la Cruz de los Caídos “es una obligación del ayuntamiento; todos debemos cumplir las leyes, también las instituciones públicas”. E hicieron extensible la petición a la edil de Cultura y Festejos, Fernanda Valdés; a la consejera de Cultura y Turismo, Nuria Flores; y al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara. Y añaden que “se consideran elementos contrarios a la memoria democrática las edificaciones, construcciones, escudos insignias, placas y cualesquiera otros elementos u objetos adosados a edificios públicos o situados en la vía pública en los que se realicen menciones conmemorativas en exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar y de la Dictadura”. Al respecto, la Cruz de Cáceres “debe considerarse como un monumento de exaltación del Golpe de Estado de 1936 y del Franquismo. De hecho, los “comités de expertos” tanto del Ayuntamiento de Cáceres como de la Diputación Provincial han elevado informes señalando que es un símbolo de exaltación de la sublevación militar de 1936 y del Franquismo”.

Los “comités de expertos” tanto del Ayuntamiento de Cáceres como de la Diputación Provincial han elevado informes señalando que es un símbolo de exaltación de la sublevación militar de 1936 y del Franquismo