Denominado como festival de bolsillo, concebido artísticamente por Antonio Moral, Atrium Musicae sirve esta noche de puesta de largo a la Fundación Atrio, el relais&chateaux que regentan Jose Polo y Toño Pérez y que tiene en su curriculum la gloria de haber alcanzado tres estrellas Michelin, la máxima distinción de la gastronomía. El objetivo de esa fundación, presentada en diciembre, es que todo el legado de los empresarios se quede en la ciudad que los vio nacer.

Jose Polo en Santa María. LORENZO CORDERO

La institución realizará actividades en beneficio de Cáceres y hoy ha comenzado con un festival en una abarrotada concatedral de Santa María con la actuación del conjunto vocal Schola Antiqua, toda una referencia musical en España y Europa.

La cita reúne en un apretado programa de cinco conciertos -cuatro de ellos de carácter gratuito- a reputados intérpretes internacionales, que ofrecerán partituras desde el siglo VIII hasta nuestros días. El festival tiene lugar en algunos de los espacios más emblemáticos de Cáceres, como la concatedral de Santa María, la iglesia de San Juan Bautista o el Gran Teatro, además del Museo Vostell de Malpartida.

Al concierto de este viernes le siguen los de mañana y el domingo. El primero será en el mismo espacio de la inauguración, en sesión matinal (12.00 horas) a cargo del prestigioso organista Daniel Oyarzabal. Las tarifas para el Gran Teatro son de 30 euros en la Zona Premium, que incluye además la reserva de asientos para los cuatro conciertos gratuitos (Aforo limitado) y el traslado en autobús a Malpartida para el concierto de Iris Azquinezer del 29 de enero.