RAFAEL DEL PINO TIENE UNA FINCA EN LAS VILLUERCAS, A LA QUE ACUDE «CASI TODOS LOS FINES DE SEMANA»

La alcaldesa de Berzocana sobre el presidente de Ferrovial: «En el pueblo solo se le ve en misa»

Irene de Miguel (Unidas) pide que Rafael del Pino sea declarado persona ‘non grata’ en el municipio; el consistorio no lo ha contemplado

Paraíso rural. Fotomontaje de Rafael del Pino en Berzocana.

Paraíso rural. Fotomontaje de Rafael del Pino en Berzocana. / CEDIDA

Eduardo Villanueva

Eduardo Villanueva

«En el pueblo no se le ve. Yo personalmente no le conozco y llevo 12 años de alcaldesa», explica Nines Díaz, regidora de Berzocana, un pueblo enclavado casi en el corazón de Las Villuercas, que no llega a los 500 habitantes y donde el presidente de Ferrovial, Rafael del Pino, actualmente en el ojo del huracán por la deslocalización de la compañía, tiene una finca(Los Estanquillos) en la que mandó construir una casa. 

«Donde sí que se le ve es en misa», explica la alcaldesa, que no cree que la polémica con del Pino afecte a su contacto con este pedazo de Extremadura al que llega en el helicóptero «casi todos los fines de semana. A él le gusta estar aquí; viene y está en otro mundo porque esto es un paraíso».

Desde hace 14 años

La regidora recuerda que «en su día hubo alguna relación con el ayuntamiento pero eso se perdió. Viene al pueblo y se va con las mismas». De hecho, los lugareños saben que el presidente de Ferrovial ha llegado porque escuchan el helicóptero que le traslada.  

«No suele organizar muchas monterías. Actúa siempre con recelo. Al principio, hace como 14 años, cuando compró la finca sí se le podía ver por el pueblo con sus hijos en restaurantes o bares», expresan algunos dueños de fincas de la dehesa boyal. «Pero eso fue antes de que ordenara construir su casa-búnker y que la gente supiera quién era Rafael del Pino».

Persona ‘non grata’

La portavoz de Unidas por Extremadura, Irene de Miguel, ha pedido declarar persona 'non grata’ en la región a del Pino y a todo su Consejo de Administración, tras la decisión de la compañía de trasladar su sede social a los Países Bajos. «Va siendo hora de que en Extremadura nos sacudamos el complejo de Paco ‘el Bajo’ de 'Los santos inocentes'» y empecemos a mirar a la cara a los poderosos y a decirles lo que son, cuando hacen algo tan reprochable como lo de del Pino, llevándose su fortuna fuera para no pagar impuestos. Cuando se le ha salvado con dinero público y también con dinero público ha hecho su fortuna», expresa a el Periódico Extremadura de Miguel. «No le debemos nada, ningún tipo de vasallaje. Que devuelva todo el dinero público y, por supuesto, que sea declarado persona ‘non grata’, empezando por Berzocana, el municipio donde ese señor tiene su finquita de caza». 

«Va siendo hora de que en Extremadura nos sacudamos el complejo de Paco ‘el Bajo’ de 'Los santos inocentes'», dice la portavoz de Unidas por Extremadura, Irene de Miguel

En el Ayuntamiento de Berzocana no lo contemplan. Esperan que del Pino siga acudiendo a la finca tras la polémica decisión. «Tiene a gente del pueblo trabajando en su finca de forma eventual, además de los guardeses que están allí de fijo», apunta la alcaldesa. Además, la regidora sostiene que asociaciones locales le han pedido ayuda económica puntualmente y ha respondido. «Compró una talla de San Isidro, patrón de los agricultores, y ahora se le pedirá colaboración con el Año Jubilar que comienza el 26 de octubre; un atractivo para el pueblo con el peregrinaje». 

Suscríbete para seguir leyendo