Kiosco El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

DÍA MUNDIAL DE LA LUCHA CONTRA EL SIDA

Un 15% de las personas con VIH en Extremadura no saben que lo tienen

Casi 1.400 extremeños están en tratamiento contra el virus. Las infecciones anuales se mantienen estables con 32 de media cada año

Acto en el ayuntamiento de Cáceres para concienciar sobre el VIH LORENZO CORDERO

Cabotegravir y rilpivirina. Es el nombre del nuevo tratamiento contra el VIH (virus de inmunodeficiencia humana) que empieza a funcionar hoy en España. «Se trata de una inyección que se pone cada dos meses. Desde un punto de vista de tratamientos el balance es positivo, se ha avanzado mucho, bastante más que en lo social», dice Santiago Pérez, presidente del Comité Ciudadano Antisida de Extremadura (CAEX). 

En la región, según los últimos datos del SES a fecha del pasado 22 de septiembre, hay 1.390 personas en tratamiento contra el VIH. De estos, el 78% son hombres (1.086) y el 21,8% son mujeres (304), lo que supone una razón de 3,57 hombres por cada mujer. El 48% de estas personas (667) cumplen la definición de «caso de sida» y el 52% (723) están en otras fases de la infección VIH distintas al sida, detallan desde el SES. En los últimos 10 años --desde 2013 hasta 2022-- se han declarado 316 nuevas infecciones (51 en fase de sida y 265 en otras fases de la infección), y se han registrado un total de 18 fallecimientos por esta causa. Todo ello supone una media aproximada de 32 nuevos casos (cinco de sida y 27 casos en otras fases de la infección) y unos dos fallecimientos anuales durante este período. «Son más relevantes las cifras de nuevas infecciones detectadas anualmente que el total de personas infectadas, porque estas suelen ir creciendo cada año por dos causas: la primera es que se suman las nuevas y la segunda es que la esperanza de vida de las personas con VIH ha crecido, con lo que por eso se acumulan a nivel de cifras», apunta Pérez. 

Además, desde el Caex se estima que entre un 15 y hasta un 18% de las personas que tienen el virus en la región no lo saben. De ahí la importancia de realizarse las pruebas: «Nuestra recomendación es que todas las personas sexualmente activas se hagan la prueba una vez al año. Detectando los casos se pueden poner los tratamientos y que el VIH no sea infeccioso, con eso lograríamos parar la cadena. Si no evitarlo, al menos reducirlo», dice Pérez. 

El Caex realiza test tanto de saliva como de sangre de manera gratuita, anónima y confidencial: «En 10-15 minutos tienen los resultados que son fiables al 100%. Las pruebas están disponibles todos los días y en cualquier lugar», insiste Pérez. «Además se hace a todo el mundo, sin preguntar de dónde vienen ni pedir papeles», añade. Alude a las personas migrantes que se encuentran fuera del sistema sanitario, uno de los grupos a los que se refirió esta semana el presidente de GeSIDA (Grupo de Estudio del SIDA de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica), José Ramón Arribas, como en los que hay que reforzar la prevención y el diagnóstico. Por otro lado, Arribas también señaló a la población mayor, a la que el propio personal sanitario no ve como «potencial infectado de VIH» y, sin embargo, se estima que en los países desarrollados el 30% de todos los adultos con el VIH tiene 50 años o más y se prevé que para la próxima década más de la mitad de las personas infectadas por este virus sean mayores de 50 años.

Desconocimiento

«Sigue habiendo cierto estigma y no tanto un tabú sino un desconocimiento. Una percepción de que no es algo muy real o muy cercano. El miedo tampoco es bueno pero hay que estar informados», señala Pérez.

Desde el Caex ven fundamental que haya una educación para la salud desde edades tempranas para que la juventud conozca el VIH: «Los chicos jóvenes creen que no va con ellos», expresa. «Cuando tú conoces algo puedes quitarte todos los estigmas y prejuicios», remacha.

Si bien el perfil predominante de nuevos infectados sigue siendo el de varones jóvenes que mantienen relaciones sexuales con otros hombres, Pérez remarca: «El VIH no se transmite a nadie por lo que es ni por lo que hace, sino por cómo se hace. Si no hacemos las cosas bien da igual que seas hombre que tiene relaciones con otros hombres, con mujeres, mujeres con mujeres…».

Por este motivo, insiste en la importancia de la concienciación. Con este objetivo, el Caex acude hoy, Día Mundial de la Lucha Contra el Sida, a la Asamblea de Extremadura para leer un manifiesto con el que pretende visibilizar y reforzar la reflexión sobre en qué se puede estar fallando. También estuvieron ayer en el ayuntamiento de Cáceres junto a alumnos del IES Virgen de Guadalupe y la concejala de Asuntos Sociales, María José Pulido: «Aún existe estigma, discriminación en el entorno laboral, miedo a que se sepa no solo por ellos sino por su familia, por sus hijos. No es un tabú pero es algo que aún nos queda por resolver», explica Pérez.

Prácticas seguras

En los últimos años ha ganado cierta popularidad la profilaxis preexposición, un tratamiento que previene la infección por VIH: «Si bien es efectivo contra el virus el problema es que no vale para cualquiera y tiene efectos secundarios. Personas en una situación de vulnerabilidad o expuestas a prácticas sexuales de riesgo pueden tener esa opción», dice Pérez. Sin embargo, este tratamiento no previene contra otras enfermedades de transmisión sexual (ETS) y puede tener efectos adversos. Por eso los esfuerzos se centran en promover unas prácticas sexuales seguras. Así también se hace desde la administración regional, desde la que solo entre el periodo de 2018 a 2021 se han lanzado junto a entidades del tercer sector más de 50 campañas educativas e informativas en distintos ámbitos. La última en este 2022 la han podido ver en los teléfonos móviles con mensajes del SES como «Usa el preservativo» o «No rechaces a las personas seropositivas». Mientras llega una vacuna o un tratamiento curativo, la prevención y la concienciación siguen siendo las armas más efectivas.

Los tratamientos contra el VIH en la región

  • Dispensación de manera gratuita y continuada de los fármacos antiretrovirales desde las farmacias hospitalarias de las ocho áreas de salud.
  • Tratamiento de la lipoatrofia facial. Esta prestación se realiza en el Servicio de Cirugía Plástica y Reparadora del Complejo Hospitalario de Cáceres.
  • Tratamiento de reproducción asistida de las parejas serodiscordantes para el VIH. Esta prestación se realiza en el Centro Extremeño de Reproducción Humana Asistida (CERHA) de Badajoz. Es cada vez menos necesaria ya que, gracias a los tratamientos antirretrovirales, la mayoría de las personas seropositivas tienen carga viral indetectable, en cuyo caso se recomienda el embarazo natural.
  • Tratamiento de la coinfección VHC/VIH (trasplante hepático): realización de trasplante hepático en aquellas personas coinfectadas por el VHC y el VIH. Se realiza en el Hospital Infanta Cristina de Badajoz.
  • Tratamiento del resto de las comorbilidades, infecciones y enfermedades asociadas. Estos tratamientos se realizan tanto en Atención Primaria como Atención Hospitalaria.

Compartir el artículo

stats