Kiosco El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

EL IMPACTO DEL ALZA DE LOS PRECIOS EN LA TRIBUTACIÓN

La recaudación por IRPF en Extremadura se dispara un 17% en 2022 espoleada por la inflación

La mejora de los salarios y, sobre todo, de las pensiones también contribuyó. El año pasado los ingresos fiscales en la región fueron de 1.572,2 millones, máximo de la serie

La recaudación por IRPF en Extremadura se dispara un 17% en 2022 espoleada por la inflación Aniol Resclosa

El Estado recaudó en Extremadura un promedio de 2,5 millones de euros cada día de 2022 en concepto de IRPF. En total, fueron 921,5 millones de euros en el agregado del ejercicio, un 17% más que en el anterior, marcando así un nuevo máximo en los ingresos por este tributo, que se vieron impulsados fuertemente por el impacto de la inflación.

La región extremeña acabó entre los territorios españoles donde fue más relevante este incremento. En todo el país se promedió un 11,8% de alza, según los datos que dio a conocer hace unos días la Agencia Tributaria.

Considerados el resto de gravámenes (fundamentalmente IVA y Sociedades), la recaudación del Estado en Extremadura fue de 1.572,2 millones de euros, también el volumen más elevado de toda la serie histórica. No obstante, en este caso el auge, del 3,3%, fue de menor entidad que la media española (14,4% hasta la cifra récord de 255.463 millones de euros), a causa sobre todo del comportamiento negativo que tuvo el IVA en la comunidad autónoma. «El aumento de los ingresos en 2022 se explica, fundamentalmente, por el crecimiento del gasto en consumo, de los salarios y las pensiones y de los beneficios empresariales, con el aporte adicional de las cuotas positivas de las declaraciones anuales que corresponden a bases imponibles de 2021», se esgrime en el informe de la Agencia Tributaria, que atribuye solo un tercio del avance a los precios, a la vez que precisa que este «podría haber sido mayor de no ser por el impacto de las medidas normativas y de gestión (principalmente las dirigidas a moderar el precio de la electricidad)».

La subida de los precios golpea directamente el bolsillo de los contribuyentes mermando su poder adquisitivo. Pero además, los trabajadores pagan más impuestos reales por la falta de adecuación entre el encarecimiento del coste de la vida y la actualización de los tramos fiscales, de forma que se genera en la práctica una subida de impuestos ‘silenciosa’. Algo que puede suceder incluso si se cobra más dinero a través de una mejora salarial, al pasar el ciudadano a un tramo gravado en mayor medida, viéndose obligado a contribuir con un porcentaje más alto a pesar de que su capacidad de compra no se haya ampliado o se haya reducido. 

En Extremadura el IPC registró una subida anual del 6,5% en diciembre y la media de 2022 fue del 8,9%; el auge salarial promediado por convenio se quedó en menos del 2,5%. Este factor justifica en gran parte por qué se han disparado los ingresos por IRPF en Extremadura, que desde 2019 acumulan una progresión del 34,6%. 

El informe de la Agencia Tributaria atribuye igualmente los mayores ingresos por IRPF a una suma de factores: «Las principales razones que explican el crecimiento son el aumento de las rentas del trabajo (salarios y pensiones) y de su tipo efectivo, los  buenos resultados de la declaración anual de 2021 presentada a finales de junio de 2022 y el incremento de los beneficios de las empresas personales», se aclara. En las retenciones, la subida se debió tanto al crecimiento del empleo, «en particular en el sector privado», como a la progresión de los salarios y pensiones medias, «más en el segundo caso que en el primero». 

Ingresos por IVA

También la escalada de precios ha hecho que los contribuyeses paguen más por IVA, al aumentar la base imponible. Es algo que se aprecia en el conjunto del país, donde estos ingresos se elevaron casi un 14%, mientras que en Extremadura disminuyeron un 8%. Una evolución atípica en el transcurso del ejercicio que, según se puntualizó en diciembre desde la Agencia Tributaria (entonces con datos hasta octubre), respondía a «comportamientos puntuales» en la tributación de un reducido número de empresas pero con un importante peso en la recaudación por este impuesto y no a «cuestiones macroeconómicas». 

En contraste con el resto de España, en la región los ingresos por IVA tuvieron un comportamiento negativo en 2022

decoration

También en el IVA este ente público achaca las mayores percepciones de 2022 no solo a la inflación. Entre noviembre de 2021 y octubre de 2022, los meses incluidos en estas estadísticas de recaudación, el IPC general subió en media un 8,4%, muy por debajo de lo que lo hicieron los ingresos por este impuesto indirecto, «lo que indica que el crecimiento no solo fue consecuencia de la subida de los precios, sino también de la intensa recuperación del consumo», se razona.

En lo que respecta al Impuesto de Sociedades, la recaudación creció un 10,5% en Extremadura y un 20,8% en todo el país, «reflejo, principalmente, de la muy favorable evolución de los beneficios tanto en 2022 como en 2021».

Junto con el acumulado del 2022, también se han dado a conocer los datos de los dos primeros meses del año en los que se dio continuidad a esta tendencia alcista en la recaudación, con un 11,1% de avance en los ingresos tributarios totales en Extremadura (hasta los 355,3 millones de euros) y del 12,5% en los del IRPF (216,5 millones), mientras que en España los ingresos de Hacienda crecieron un 1,6% y un 11,8%, respectivamente.

Compartir el artículo

stats