AUTORIZACIÓN ADMINISTRATIVA PARA EDUCACIÓN INFANTIL EN MÉRIDA

Critican la concesión de un aula de 0 a 3 años a un concertado de la zona del Juan XXIII

CCOO lamenta que la Junta autorice ahora esta unidad educativa al colegio San Juan Bosco. "No hay alumnos para mantener un centro público abierto, pero sí para abrir una nueva aula en un concertado", denuncia

Colegio público Juan XXIIII de Mérida.

Colegio público Juan XXIIII de Mérida. / EL PERIÓDICO

Redacción

La Federación de Enseñanza del sindicato CCOO critica que la Junta de Extremadura haya concedido un aula de 0 a 3 años al colegio concertado San Juan Bosco de Mérida, que está ubicado en la misma zona donde anunció el cierre del centro público Juan XXIII. En concreto, la Consejería de Educación y Empleo publicó ayer en el Diario Oficial de Extremadura (DOE) la autorización administrativa de esta unidad de Educación Infantil de primer ciclo a partir del próximo curso.

El sindicato ha destacado que este hecho se produce días después de que el secretario general de Educación, Francisco Amaya, anunciara el cierre definitivo del Juan XXIII con el argumento, entre otros, de la falta de alumnos por el descenso de la natalidad. Ante ello, CCOO ha mostrado su "perplejidad" por la coincidencia en el tiempo de ambas medidas, ya que Educación entiende "que no hay alumnos para mantener un centro público abierto, pero sí para abrir una nueva aula en un centro concertado de la misma zona".

En esta línea, el sindicato ha reiterado además su oposición al cierre del colegio mientras se mantienen aulas abiertas en tres centros concertados de la misma zona, por lo que vuelve a manifestar su rechazo a la "apertura de una nueva aula en uno de esos centros concertados". A su juicio, de hacer falta esa nueva aula para acoger a alumnos de 0 a 3 años de la zona, se debe abrir en el único centro público de la zona de características similares, "que se ha quedado fuera de la implantación de las aulas para primer ciclo, pese haberlo solicitado el propio centro".

Esta medida, según CCOO, hubiera permitido que dicho centro permaneciera abierto en el futuro "si la intención real de la Administración hubiese sido luchar para mantener la red de centros públicos de esta zona de escolarización, que no parece ser el caso". Ha criticado asimismo que la consejería esté reforzando con nuevas aulas a la concertada mientras cierra, fusiona o deja de abrir centros públicos proyectados y que se esté haciendo "vulnerando" la negociación colectiva, al ser medidas que afectan a los trabajadores de los centros implicados.

En este sentido, el sindicato ha aseverado en nota de prensa que estas decisiones deberían de pasar por la mesa sectorial de educación y negociarse con las organizaciones sindicales, algo que "no está ocurriendo". CCOO ha vuelto a defender que la red concertada debe entenderse como subsidiaria respecto de la escuela pública, debiendo limitarse los conciertos a aquellos centros que atiendan necesidades reales de escolarización. En consecuencia, ha exigido a Educación que reconsidere las decisiones que ha adoptado en materia de escolarización en Mérida.