Baloncesto. LEB Oro

El Cáceres está atento a la plaza del Betis, pero sin urgencias

El club sevillano busca un nuevo inversor para seguir en LEBOro, pero si no lo consigue está abierto a permutar su puesto por otro en Plata

Solo una situación muy ventajosa animaría al Cáceres a la operación

Imagen de un partido entre Cáceres y Betis en pretemporada.

Imagen de un partido entre Cáceres y Betis en pretemporada. / Carla Graw

Javier Ortiz

Javier Ortiz

El Cáceres Patrimonio de la Humanidad solo jugará en LEB Oro la próxima temporada si hay una oportunidad muy clara y asequible para hacerse con una plaza vacante. Es lo que sostienen sus responsables, aunque no públicamente, sobre las posibilidades que se pueden ir abriendo, como la del Real Betis, con problemas económicos para seguir en la segunda categoría del baloncesto español.

El club sevillano, tras la salida del grupo inversor mexicano XOY Capital, está buscando otra empresa que se haga cargo de su sección, que compró en 2016 del histórico Baloncesto Sevilla y que ha sido deficitaria económicamente desde entonces. Es un lastre que se quiere quitar de encima casi como sea, pero no le resultará sencillo.

A nivel deportivo tampoco le ha resultado rentable, con dos descensos a LEB Oro estos años y una temporada de menos a más esta última. Actualmente es noveno en la tabla, con muchas posibilidades de disputar los ‘playoffs’, aunque una perspectiva complicada para recuperar un lugar en la Liga Endesa.

Con calma

Sin ninguna urgencia, en el Cáceres se está expectante a lo que pueda suceder, pero la idea en principio es jugar en Plata, algo confirmado matemáticamente el descenso el pasado viernes con la derrota ante el Ourense (71-77). 

Al menos los pasos se están dando para ello, con la continuidad encauzada tanto del entrenador, Arturo Álvarez, como del director deportivo, Joaquín Rodríguez. Ambos ya están mirando con atención lo que pueden encontrarse en el mercado con la vocación de construir un equipo lo más competitivo posible que reconquiste la LEB Oro en la cancha y no en los despachos.

Una de las opciones que maneja el Betis es permutar una plaza con un equipo de LEB Plata y militar en esa categoría, que conlleva muchos menos gastos. Sería la misma operación que hicieron el pasado verano Almansa y el descendido Melilla, en una operación similar a la de Barcelona B y Lleida en verano del 2021.

En el club extremeño son más escépticos, conscientes de que dar un paso el falso con el objetivo no de consumar el descenso puede ser fatal a la larga. Por un lado se hace duro afrontar un año un escalón por debajo de donde ha estado habitualmente el equipo, pero también se valora que pueda ser una temporada con muchas más victorias que derrotas y que se pueda aspirar al ascenso, como ya se logró en el 2015 siendo campeón de la liga regular. Con buenos resultados sería más fácil rescatar a un público que ha ido desertando del Multiusos de forma imparable.

Aparte de Cáceres, han surgido otros posibles candidatos, aunque todavía en fase embrionaria y siempre dependiendo de que el Betis no encontrase otro remedio para su sección de baloncesto. Serían Córdoba, una ciudad potente y que por ahora solo alberga dos equipos de Liga EBA, y el proyecto del Palmer Mallorca, uno de los peores clasificados esta temporada en LEB Plata pero que ha logrado salvarse en el ‘playout’ frente al Juventud Alcalá.

El 'caso Balaban', a la espera

Sin noticias, al menos a nivel oficial, sobre lo que sucederá con Darko Balaban. El Cáceres sigue muy enfadado porque se puso en el mercado horas después de consumarse el descenso, aunque aceptó a regañadientes sus explicaciones. En el club también se es consciente de que es difícil abrirle un expediente y sancionarle por eso. Entrena con sus compañeros a la espera de acontecimientos.

Suscríbete para seguir leyendo